El Tigre está de vuelta: Woods brilla en Palm Harbor

Palm Harbor (EEUU), 12 mar (dpa) – No pudo ganar el domingo el título 80 de su carrera en Palm Harbor, pero su segundo lugar en la ronda final del torneo mandó una señal clara: Tiger Woods, uno de los golfistas más importantes de la historia, está de vuelta después de varios años de lesiones y problemas.

¿Hay una nueva era de Woods? Así lo sueñan, o lo creen, aficionados, jugadores y medios. El californiano de 42 años, campeón de 14 majors, es incluso uno de los favoritos al próximo Masters de Augusta, que arranca a comienzos de abril.

“El rugido volvió. Es genial ver a los fanáticos nuevamente maravillados”, dijo Brandt Snedeker, que el fin de semana compartió dos rondas con Woods y fue testigo de primera mano de la exaltación que generó la actuación de su compatriota. “Puedo confirmar que está de vuelta. Jugó increíble”.

Cientos de aficionados fueron al Innisbrook Resort para seguir de cerca cada golpe de Woods, uno de los máximos ídolos de este deporte. Olvidados parecen los tiempos menos espectaculares sin él, en los que el estadounidense era noticia por los dolores de su espalda o por haber sido detenido cuando manejaba su coche intoxicado.

Al menos el domingo, ese tiempo de sufrimiento, tanto para él como para sus aficionados, llegó a su fin.

“Wow, qué increíble semana. Gente, ambiente, adrenalina, nueve bajo el par el domingo. Había extrañado esto”, reconoció el propio Woods en su sitio de Facebook. “Mejorando. Gracias por todo el apoyo”, añadió el estadounidense, que el domingo firmó su mejor ronda desde que regresó al circuito a finales de enero.

Y es que a Woods no le faltó mucho para coronar su título 80 en el circuito. Un total de 275 golpes lo situaron en el segundo lugar del torneo, apenas superado por el inglés Paul Casey, que gracias a una notable ronda final consiguió su segundo trofeo en la PGA.

“Antes de comenzar la ronda, pensé que (Woods) iba a ganar”, confesó el campeón. “Me dije un par de veces: si no gano aquí, me encantaría de verdad que Tiger gane”, agregó Casey.

A pesar de no lograr el triunfo, Woods entendió su segundo lugar como un éxito. Era el cuarto torneo desde su regreso. En abril del año pasado, las cosas no eran tan positivas: el estadounidense se operaba por cuarta vez en la espalda.

Pero después de su buena actuación del fin de semana, en un año que por fin parece sonreírle, el ex número uno mundial pasará del lugar 388 al 149 del ranking mundial.

Antes de Augusta, que se jugará del 5 al 8 de abril, Woods jugará el Arnold Palmer Invitation de Orlando. Otra leyenda del golf, el estadounidense Jack Nicklaus, cree que Woods volverá pronto a ganar un torneo tras cinco años de sequía.

“Bien hecho, bien jugado, Tiger Woods. Tu primer top 5 desde 2013”, lo felicitó Nicklaus. “Estás llegando, amigo mío. Estoy seguro de que no tardarás”, añadió el campeón de 18 majors.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies