El reto de Thomas Müller

Foto: Lino Mirgeler/dpa

Múnich, 1 nov (dpa) – El jugador alemán del Bayern Múnich Thomas Müller podría celebrar mañana su partido oficial número 500 con la camiseta del club bávaro, en caso de participar en el duelo contra el Frankfurt por la Bundesliga.

Müller debutó con el Bayern en el verano de 2008, al lado de futbolistas como Mark van Bommel o Zé Roberto. Once años después de aquel debut, la figura del jugador de 30 años es más discutida que nunca.

Bajo la dirección del técnico Niko Kovac, Müller ha encadenado varios partidos en el banquillo, hecho que antes era impensable. En distintos medios se ha especulado con su salida este mismo invierno (boreal) al Inter de Milán o el Manchester United.

Sin embargo, el director deportivo del Bayern Múnich, Hasan Salihamidzic, aseguró hoy que hasta la fecha no se han realizado consultas sobre el jugador Thomas Müller. “Es una novela que no acaba nunca”, dijo Salihamidzic en una entrevista con la cadena Sky, refiriéndose a los medios de comunicación.

Las dificultades afrontadas por Müller se vieron incrementadas con la llegada este verano de Philippe Coutinho, procedente del Barcelona, con el que compite por el mismo puesto en la delantera. “Estaba claro que cuando él (Coutinho) llegara, iba a ser más difícil para Thomas”, aseguró Uli Hoeness, presidente de la entidad bávara.

Por su parte, el jugador aseguró querer centrarse “en el deporte”.