El año sabático de Dirk Nowitzki

El ex basquetbolista alemán Dirk Nowitzki presenta “The Great Nowitzki” en Fráncfort. Foto: Silas Stein/dpa

Fráncfort, 18 oct (dpa) – A Dirk Nowitzki se le está haciendo realidad un sueño. Tras dos décadas de estricta disciplina como deportista profesional, el ex astro alemán del baloncesto está disfrutando de la vida a los 41 años: come pizza y helado para el desayuno, no entrena y no cumple reglas.

“Llevo seis meses no haciendo nada. Me faltó la motivación, la inspiración. El plan de no hacer nada durante medio año lo tenía hace tiempo. Es muy hermoso. Me lo permití”, dijo Nowitzki en la presentación del libro “The Great Nowitzki” en Fráncfort.

Y es que hace casi exactamente medio año tuvo lugar la conmovedora despedida, tras 21 temporadas, en los Dallas Mavericks, el club de la liga estadounidense de baloncesto NBA.

Nowitzki, su mujer Jessica y los tres hijos de la pareja siguen viviendo en Texas.

El que fuera el jugador de baloncesto más exitoso de Alemania viajó especialmente a su país de origen para la presentación del libro.

Nowitzki hará en total un año de pausa para tomar cierta distancia y luego se sentará a pensar realmente sobre la carrera después de la carrera.

“Lógicamente dije que nos podemos juntar con los Mavericks. Pero ellos saben que primero quiero lograr cierta distancia. Mi corazón sigue siendo de los Mavs, pero aún no hay nada concreto”, relató Nowitzki, que se mostró distendido.

En su viaje a Alemania, el ex jugador oriundo de Würzburg sorprendió con una idea: “Estoy muy interesado en aprender del mundo de los negocios. Quiero ver si eso realmente es algo para mí”.

Nowitzki manifestó además que aún lo sorprende la importancia que tiene para otras personas tras más de dos décadas. “Recibir tanto amor es una sensación extraña”, dijo a dpa.

Nowitzki seguirá a la distancia la temporada de la NBA, que comienza el martes próximo. “Quiero alejarme, pero lógicamente no puedo decir de un día para otro que ya no me interesa“, admitió.

Por Patrick Reichardt y Jenny Tobien (dpa)