El Alcalde de Oviedo no descarta tomar medidas legales contra el Grupo Socialista

El Alcalde de Oviedo ha remitido un comunicado a los medios para expresar su rechazo a las declaraciones de Ana Rivas, “Ante las gravísimas acusaciones e insultos vertidos por los responsables del Grupo Municipal Socialista en su valoración de los primeros cien días del nuevo gobierno, como primer edil del Ayuntamiento de Oviedo considero que las manifestaciones realizadas por Ana Rivas van mucho más allá de lo tolerable en la legítima crítica política”

“Esta señora nos acusa, entre otras cosas, de machistas, xenófobos y racistas, exabruptos intolerables. Este equipo de gobierno representa a todos los ciudadanos, independientemente de su origen, raza, sexo u orientación sexual. No vamos a tolerar que una concejal y un grupo político incapaces de asumir su paso a la oposición nos calumnien y, mucho menos, que nos denigren públicamente”, ha dicho el Alcalde de Oviedo

“Consideramos que en el ejercicio de la libertad de expresión política no todo vale. Personalmente respeto a todo el mundo y creo poder hablar en nombre de todas las personas que forman parte de mi equipo”, ha señalado

El Alcalde también ha dicho que “Desde el Gobierno Municipal nos reservamos la posibilidad de tomar las medidas legales que consideremos oportunas para preservar la integridad moral y el buen nombre del Gobierno y de mi persona ante las acusaciones vertidas por los responsables del Grupo Municipal Socialista”

“Respecto a la valoración política, vemos nuestros primeros cien días en el Gobierno de manera muy distinta. Nos encontramos un Ayuntamiento en el más absoluto caos, sin un solo servicio que no tuviera un problema fruto de la nefasta gestión del tripartito.

En estos tres meses, hemos tenido que hacer frente a numerosos retos: el recorte económico consecuencia del presupuesto del tripartito; organizar unas fiestas de San Mateo en tiempo récord que, pese a las manifestaciones de la oposición, han contado con el respaldo de los ovetenses. Hemos mejorado la limpieza de las calles, hemos recuperado las relaciones con otras instituciones de la ciudad, sentamos las bases para atraer visitantes al municipio y un largo etcétera.

Pese a lo anterior, somos conscientes de que nos queda mucho por hacer. Llevamos muy poco tiempo y la ciudad necesita muchos revulsivos. En lo que queda de año, trabajaremos en tener un presupuesto que llegue a tiempo y dé solución a las necesidades de Oviedo.

Los ovetenses hablaron alto y claro en el mes de mayo; las sensaciones que nos transmiten la mayoría de los vecinos son buenas y eso es lo que nos anima. Seguiremos trabajando para ellos, sin hacer caso de las críticas de argumentario que nos hacen desde la oposición. Unas críticas que carecen del más mínimo rigor”, finaliza el comunicado