Connect with us

Deportes

Cristiano Ronaldo explota como goleador con Portugal de la mano de Bento

Publicado

el

5742968wLisboa, 21 nov (EFE).- Cristiano Ronaldo ha explotado con Portugal como el voraz goleador que es en el Real Madrid gracias a la empatía con el seleccionador Paulo Bento y a su sistema de juego, que potencia las cualidades del astro luso.

Desde octubre de 2010, cuando el técnico sustituyó a Carlos Queiroz en el banquillo luso, Ronaldo ha anotado 24 goles, prácticamente los mismos que había marcado en los siete años anteriores al servicio de la selección (23), con la que debutó en un amistoso en agosto del 2003.

Con sus actuales 47 tantos en 109 encuentros internacionales, el madeirense ha igualado en goles a Pedro Pauleta, que sumó 88 participaciones con “las quinas”, y ha superado al legendario Eusébio (41 tantos).

Sus últimas siete dianas las ha logrado en cuatro encuentros: ante Irlanda del Norte (tres) e Israel (no marcó) -fase de clasificación-, y en la ida ante Suecia (uno) y en la vuelta (tres), correspondientes a la repesca para el Mundial.

Sellado el pase a Brasil -país con el que Portugal comparte lengua y lazos históricos-, Ronaldo recibió una lluvia de elogios por su portentosa actuación culminada por tres zarpazos al contraataque, el estilo que más beneficia a su explosivo y demoledor estilo.

“Paulo Bento ha entendido que el punto fuerte es Ronaldo y ha ordenado al equipo para que juegue para él”, consideró a EFE el entrevista periodista Pedro Candeias, especialista en la selección lusa.

Para Candeias, la química entre el jugador del Real Madrid y Bento -coincidieron en el Sporting de Lisboa cuando el primero despuntaba y el segundo estaba cerca de retirarse- es una de las claves para el excepcional rendimiento para el ‘siete’ de la selección.

Hacer sentir a Ronaldo feliz en la selección ha mejorado su rendimiento, consideró el periodista deportivo, quien recordó una frase de Pep Guardiola en su época de entrenador del Barcelona: “Si Messi es feliz, las cosas irán mejor”.

Liberado de cualquier corsé táctico -se mueve por el frente de ataque a su antojo-, Ronaldo ha ganado jerarquía. Surge tanto en un costado para desbordar como en zonas de remate en el corazón del área.

“Ha mejorado mucho el golpeo de cabeza”, destacó Candeias. Dos de los tres tantos ante los gigantes de Irlanda del Norte vinieron de testarazos del madeirense, así como el gol en la ida de la repesca.

Su prolífica racha goleadora con los colores de su selección no tiene precedentes. De hecho, los detractores de Ronaldo le acusaban de no rendir al mismo nivel con el combinado nacional luso que en sus clubes.

En el 2012, por ejemplo, atravesó un estéril periodo de siete meses y cinco partidos sin sumar un tanto oficial con Portugal. Y en el pasado más lejano la prestación fue aún más modesta.

En el 2008, sumó un solo gol en siete partidos y, en el 2009, otro tanto en siete.

El capitán de la selección, de 28 años, atraviesa también un momento de mayor madurez personal que se traduce en un liderazgo indiscutible en el vestuario y en el campo.

Los episodios del Mundial del 2010 y del Europeo del 2012 -salpicados por algunas “rabietas” del jugador del Real Madrid- se asumen como asuntos del pasado.

Retirados los carismáticos Luís Figo, Rui Costa o Paulo Sousa -estandartes de la inolvidable “generación de oro” del fútbol portugués-, a Ronaldo no hay quien le haga sombra en su selección, a la que liderará a su sexto Mundial.

Antonio Torres del Cerro

Advertisement

LO MÁS VISTO !!