Connect with us

Destacadas

Cómo impulsar la creatividad cuando se trabaja en casa

Publicado

el

Teletrabajo

Para escapar a la rutina en el teletrabajo se pueden tener en cuenta algunas pautas para poner en marcha la creatividad. Foto: Sebastian Gollnow/dpa

(dpa) – Para muchos, trabajar en casa va a ser la norma durante las próximas semanas e incluso meses. Puede que muchas personas se hayan acostumbrado ya a esa situación, pero el teletrabajo no está exento de problemas. Si todos los días se hace lo mismo, en algún momento se agotan las ideas.

En lugar de esa rutina convendría celebrar reuniones, realizar un “brainstorming” (tormenta de ideas) y tal vez tomar una cerveza al final del día. Todo ello podría contribuir a desarrollar ideas creativas, ¿no?

El profesor universitario Rainer Holm-Hadulla recuerda que el término creatividad básicamente describe la habilidad de crear algo nuevo y útil.

Estructuras claras para la imaginación

En principio, la creatividad es algo muy individual, pero la mayoría de la gente tiene algo en común: “Todos necesitan estructuras claras para poder fantasear libremente dentro de ese marco”, explica Holm-Hadulla, investigador de la creatividad y consultor de la Universidad alemana de Heidelberg.

“No es casualidad que todos los artistas importantes, científicos y personas políticamente activas tengan hábitos de trabajo fijos”, agrega.

Holm-Hadulla asegura que la creatividad no es necesariamente algo que sobrevenga repentinamente, sino que es más bien un proceso que consta de cinco fases:

La primera fase es la preparación, que sirve para la adquisición de conocimientos en el área donde se quiere ser creativo. A esto le sigue la incubación, una fase de descanso, en la que los conocimientos adquiridos se clasifican y se asientan.

En una situación ideal sigue la iluminación, el momento en que llegan las ideas. “Esta fase suele estar sobreestimada”, matiza el profesor.

La fase cuatro, la realización, suele ser la más agotadora y requiere resistencia. Y por último se entra en la fase de la verificación, es decir, comprobar cómo el resultado afecta a los demás.

La creatividad necesita impulso

¿Qué significa esto para el trabajo creativo en casa? En principio, la creatividad también se puede dar en casa, pero “la creatividad no se desarrolla en el vacío”, apunta la psicóloga y coach Cordula Nussbaum, quien está convencida de que “para ser creativos, se necesitan estímulos externos”.

Y cómo pueden ser esos estímulos depende un poco de cada uno. Las personas extrovertidas lo pasan peor teletrabajando, porque “les suelen surgir las ideas cuando hablan. Para ellos el intercambio con los demás es importante”, explica Nussbaum. Pero esto también es posible que surja cuando se trabaja en el hogar.

Para la gente más introvertida, trabajar desde casa puede funcionar bien, porque tienen buenas ideas al poder dar vueltas a sus pensamientos. En estas personas, esos estímulos provienen de las cosas de su entorno.

Impulsar las ideas empleando un método

En algunas personas puede ser algo inconsciente, otras, sin embargo, pueden hacer uso del denominado método del objeto de estímulo. Con esta técnica de creatividad, se toma un objeto que a primera vista no tiene nada que ver con la tarea que se está haciendo y se piensa en lo que las dos cosas podrían tener que ver entre sí.

De este modo surgen ideas completamente nuevas sobre las similitudes, señala Nussbaum. “La versión reducida es el método de la palabra de estímulo: en lugar de un objeto, se busca una palabra”, agrega.

Otra forma de poner en marcha la creatividad es la técnica en la que se piensa en cómo conseguir exactamente lo contrario de lo que realmente se quiere, explica la coach. Una vez se han recogido suficientes ideas, se da la vuelta a todo.

¿Las mejores ideas vienen de lavar los platos?

Pero una cosa es cierta, por muy buenas que sean las técnicas, “si uno se sienta solo en su pequeña habitación durante semanas, mirando un documento vacío y esperando a que las musas lo bendigan, entonces es que definitivamente no se tiene ninguna idea”, explica Nussbaum.

En su opinión, los impulsos de otras personas o nuevos entornos son limitados de todos modos, por lo que uno no debería encerrarse, sino hacer lo que lo que le siente bien.

Según Nussbaum, la gestión del tiempo también es importante en el proceso creativo. Muchos creen que solo son realmente creativos bajo presión. Sin embargo, la coach está convencida de que esto es cierto solo en el caso de muy pocas personas. Por lo tanto, aconseja que se elimine conscientemente la presión.

Eso también ayuda cuando uno está bloqueado. Nussbaum aconseja que en los momentos en los que nada funciona, lo primero que se debe hacer es cortar con esa situación y reducir el estrés.

“Si uno le gusta correr, por ejemplo, que salga a dar vuelta rápida”, apunta. A algunas personas les ayuda meditar, otras se relajan con actividades rutinarias como lavar o limpiar.

Por Elena Zelle (dpa)

 

Advertisement

LO MÁS VISTO !!