Comienza la reparación de la carretera de Caldevilla, en Piloña

Reparación carretera de CaldevillaLa Consejería asturiana de Medio Rural y Cohesión Territorial ha iniciado hoy la reparación de la carretera de Caldevilla, en Piloña, adjudicada a la empresa Tratamientos Asfálticos (Trasfalt) por 218.773 euros y con un plazo de ejecución de cuatro meses. La directora general de Infraestructuras Viarias y Portuarias, Esther Díaz, ha visitado esta mañana las obras de esta vía, a la que se accede desde la AS-339 (Puente Tendi- Sellaño), en las proximidades de la población de Sevares.

El pavimento presentaba deficiencias que afectaban tanto a la seguridad como a la durabilidad de la infraestructura, y disminuían la comodidad de los usuarios. Para revertir esta situación, se rehabilitará el firme y se fresará el pavimento en los tramos en los que resulte necesario. El contrato incluye también la mejora del sistema de drenaje, el pintado de marcas viales y la instalación de la señalización vertical, así como de varios tramos de barrera de seguridad.

Estas obras se suman a otras inversiones realizadas recientemente en Piloña por un importe cercano a los 100.000 euros, como la reparación de varios hundimientos en la PI-2, que une Puente Ferreros y Cuerrias, y de otro en la carretera de Robledo y Cereceda (PI-11), en la que también se ha mejorado el drenaje.

Esther Díaz, que ha estado acompañada en la visita por el alcalde de Piloña, Iván Allende, ha explicado que su departamento tiene previstas importantes actuaciones en la zona, concretamente en la carretera de Torazo (AS-334) y la PI-12 (Priede), con un presupuesto superior al millón de euros. En ambos casos, las obras podrían comenzar en el tercer trimestre del año.