Características principales de la cocina tradicional

España se caracteriza por su buena cocina, la que se denomina de toda la vida, para la que se utilizan productos frescos, de la tierra y de buena calidad, para poder elaborar un gran número de recetas realmente deliciosas. 

En la actualidad, la cocina tradicional es una de las señas de identidad de España, puesto que en todo el territorio, se pueden encontrar muchísimos productos que tienen una calidad excelente y con los que se elaboran numerosos platos y recetas. 

Sin ir más lejos, el arroz, el pollo o los alimentos más mediterráneos, son algunos de los productos más consumidos por los españoles, a los que se les puede añadir la carne de cerdo o el buen pescado, en las zonas más costeras. 

Lo cierto es que, aunque hoy en día han tomado protagonismo otro tipo de cocinas como la moderna o la de diseño, la tradicional sigue siendo clave en el día a día de los españoles, es por ello que a la hora de elegir un buen plato, se decantan por productos de la tierra con el aroma y sabor de siempre. 

La cocina tradicional sigue estando muy vigente en la vida de todos, puesto que ofrece la posibilidad de poder probar los mejores platos en los diferentes establecimientos o incluso prepararlos directamente en casa. Es la cocina que recuerda a la infancia, a la comida de las abuelas, y en base a todo esto, una buena opción para disfrutar de la mejor comida tradicional es echar un vistazo a la web https://lacarlotena.com/

Se trata de una empresa que cuenta con muchos años de experiencia en el sector, con un amplio catálogo de platos elaborados y confeccionados con los mejores productos de la tierra, frescos y de calidad, que mantienen todas sus propiedades al igual que su sabor. 

De entre los muchos platos que se pueden encontrar en La Carloteña, los más populares son los cocinados con pollo, ya que es el producto protagonista de la empresa y en el que son unos auténticos expertos hosteleros. 

¿Cómo debe ser la cocina tradicional?

Hay que tener en cuenta que la cocina tradicional está llena de sabores y matices, de ahí que cada región de España cuente con sus platos y productos típicos, dándole protagonismo a cada zona según su gastronomía. En cualquier caso, para que la cocina tradicional sea de calidad, es importante que cumpla una serie de características fundamentales, además de emplearse alimentos nutritivos, fáciles de obtener y económicos. 

Sencillez

Este tipo de cocina se establece como una cocina sencilla, que combina productos clásicos pero de calidad, además de técnicas culinarias muy fáciles de llevar a cabo. Es así porque se realizan guisos y platos al fuego, para poder extraer el máximo sabor y conservar todas las propiedades de los alimentos.

Esta cocina se considera la base de las demás cocinas contemporáneas, de ahí que tenga bastante importancia dentro del sector hostelero.

Aprovechamiento

Antiguamente, no existían tantos electrodomésticos, ni aparatos de alta tecnología, y por tanto, una de las claves de este tipo de cocina era el aprovechamiento de los alimentos. Esto quería decir que, para que no se estropearan los productos, se realizaban numerosos platos y guisos y, dentro de este contexto, la imaginación y creatividad eran fundamentales. Por este motivo, hoy en día existe un gran número de recetas de la cocina tradicional que tienen un sabor exquisito y, en La Carloteña, se pueden encontrar muchas de ellas. 

Variedad de productos

En España, la cocina tradicional es un reflejo sociocultural puesto que en las diferentes zonas y regiones, se pueden comer diferentes productos y platos típicos. Una de las grandes ventajas de la cocina tradicional es que, todos estos alimentos, pueden combinarse a la perfección, para elaborar un amplio recetario de calidad. La mezcla de las raíces gastronómicas regionales, favorece para que se creen las recetas populares, siendo éstas las más demandadas por los comensales en la actualidad, cada vez que viajan de un lugar a otro.

Las comidas más habituales son los arroces, los platos de cuchara, los guisos y los postres, formando parte de la historia y la cultura del país, y de las diferentes regiones que lo conforman.