Asturias podría perder 7.000 autónomos, según UPTA

(EUROPA PRESS) – El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA-UGT), Eduardo Abad, ha advertido el pasado miércoles de que Asturias podría perder 7.000 autónomos antes de que finalice el año si no se toman medidas de “protección” para reactivar la economía.

La pandemia del coronavirus, ha explicado Abad en una rueda de prensa en Oviedo, ha provocado una “situación muy complicada” para los autónomos, sobre todo en los sectores del comercio y la hostelería. Ahora que ha finalizado el verano y con ello la movilidad propia del periodo vacacional, la economía corre el riesgo de entrar en un “bucle perverso” en el que se reduzca la masa salarial y el trabajo autónomo por un consumo interno en descenso. En total, UPTA estima que Asturias puede perder 14.000 puestos de trabajo relacionados con los autónomos, ya sea directa o indirectamente.

El comercio, ha asegurado el secretario general de UPTA, ha sido el sector “más castigado” por la pandemia, con un descenso de las ventas del 70% respecto al anterior verano, junto a la hostelería, que no ha llegado al 60% de la facturación habitual en el periodo estival.

Ante esta situación, UPTA reclamará que el Principado de Asturias vuelva a poner en marcha la ayuda de 400 euros para los autónomos impulsada en marzo ante la declaración del estado de alarma en la Comisión Especial de Estudio de la gestión de la crisis provocada por la COVID-19 que se celebra en el parlamento asturiano. Pedirá además que se implante un plan de choque para la digitalización de los autónomos y un cambio de modelo productivo ante sectores como el comercio y la hostelería, que “ya han tocado techo”.

A nivel estatal, UPTA solicita una rebaja del IVA para incentivar el consumo en comercio y hostelería, que se extiendan los ERTE si la situación económica no mejora, y que se extienda el cese extraordinario de actividad, un “colchón de oxígeno” para los autónomos por el que perciben el 70% de la prestación y están exonerados de pagar la cuota a la Seguridad Social. De cara a la vuelta a las aulas, los autónomos piden que la cuarentena preventiva y el cuidado de hijos con COVID-19 se considere accidente laboral.

Abad ha reclamado al Gobierno que impulse la digitalización de los autónomos y que se rebaje la presión fiscal para que sea “más llevadero” el pago de impuestos.

El secretario general de UGT en Asturias, Javier Fernández Lanero, ha recordado que el sector de autónomos en el Principado suponen más de 72.000 afiliados, el 20,5% del total. Ha advertido Fernández Lanero de que los rebrotes de coronavirus que se están produciendo hace “más difícil” la supervivencia de sectores como el comercio y la hostelería.

Por ello considera necesario reactivar las medidas puestas en marcha en marzo relacionadas con la pérdida de actividad para no destruir puestos de trabajo. Consciente de que todas las ayudas suponen recursos económicos, el líder de UGT en Asturias ha subrayado que la destrucción del tejido empresarial supondrá un coste económico y social “mayor”.