Alejandro Suárez: “IU Asturias es parte del corazón de IU Federal”

El coordinador general en funciones de IU Asturias, Alejandro Suárez, llamó a la calma y a “bajar el tono”, en aras de buscar una solución a los desencuentros estatutarios que, enfatizó, se resolverán de “la ley a la ley”. Tras la reunión mantenida el lunes con miembros de la dirección Federal, el máximo responsable de la formación explicó que en la misma se habían buscado vías para buscar soluciones: “Desde luego, yo ayer, en la reunión, no oí nada en cuanto a anulación, repetición. No se planteó en esos términos. Yo me encontré muy cómodo como coordinador de Asturias”.

En cualquier caso, la existencia de un cauce orgánico, dijo Suárez, “da seguridad porque la parte de controversia política entre mayorías y minorías queda alejada del marco de solución”.

La controversia, remarcó Alejandro Suárez, tiene que ver con cuestiones formales y estatutarias pero no políticas. “No existe, ni existirá intención separatista de Izquierda Unida de Asturias de Izquierda Unida Federal. IU Asturias es parte del corazón de IU Federal y lo es política y jurídicamente. Lo digo para que nuestra militancia esté tranquila, porque los dirigentes vamos a hacer nuestro trabajo y lo vamos a hacer bien”.

Para el dirigente de IU Asturias, el ruido interno no es la vía para la solución de nada. “Decía Shakespeare que la exuberancia del instinto a veces tumba el bastión de la razón. Hay demasiada exuberancia de posiciones pasionales y hay que rebajar el tono y eso es lo que yo pretendo hacer como coordinador que soy todavía de esta organización”. Por eso, añadió, En estos momentos, frente a la exacerbación de las posiciones, el coordinador en funciones reclamó tranquilidad. “Vamos a dar un espacio libre de la exuberancia del instinto. Hay una controversia, hay que abordarla”.

En cuanto a el fondo y la forma de la reunión mantenida entre dirección federal, sector crítico y el propio Alejandro Suárez, el coordinador la calificó de razonable, en la que el coordinador federal, Alberto Garzón, y su secretario de organización , Ismael González, plantearon sus consideraciones sobre el incumplimiento de los estatutos federales, al tiempo que el mismo hizo lo propio atendiendo a la legalidad estatutaria de Asturias. En es contexto, adelantó el coordinador de IU Asturias, “la solución, por tanto, será estatutaria en el marco común de IU, el general para toda España. Asturias no pretende un tratamiento excepcional”.

El itinerario partirá, dijo Suárez, “de los estatutos de Asturias a los estatutos federales o, como decía Torcuato Fernández Miranda, la solución irá de la ley a la ley y pasando por la ley. No va a haber una confrontación al margen de los estatutos”.

Para ello, el mecanismo será desde la propia coordinadora de IU Asturias. “Aquí hay una realidad democrática, que los asturianos y las asturianas, los militantes tenemos que entender y respetar, pues se reunirá también para que yo les cuente la reunión y hablará”.

Alejandro Suárez incidió en que una parte de esa coordinadora incluye a coordinadores y coordinadoras locales “que no está sujeta a controversias” y que, por tanto, no está deslegitimada por nadie y que también incluye a los críticos.

Desde ese órgano será desde donde se planteen las distintas soluciones que luego se trasladarán a la estructura federal orgánica. “A partir de ahí, con tiempo, sin pasión, sin exuberancia de los intereses de cada uno, podremos abordar una solución que tranquilice a nuestra militancia y a nuestros votantes”.

El coordinador general en funciones insistió en que no hay ánimo de separación, del mismo modo que, no percibió en la reunión del lunes, por parte de Alberto Garzón ni del secretario de Organización de separarse de Asturias, como tampoco de ningún otro dirigente federal.

Alejandro Suárez apostó por soluciones que permitan compaginar los estatutos de Asturias y Federales, sin violentar ninguno de ambos. Para ello, la Coordinadora de Asturias es una pieza clave, aprovechando además que una parte de la misma no está en debate.

Para Suárez, si de verdad se quiere resolver un conflicto estatutario es imprescindible calma y el fin del ruido. “El marco está sentado: ni ellos quieren que nos vayamos ni nosotros, desde luego, nos entendemos como parte de otra cosa que no sea IU”.