10 claves para ser un mejor fotógrafo

En la actualidad, cualquier persona tiene una cámara en el bolsillo lista para capturar un momento, mostrar una comida, destacar la gracia de una mascota, retratar un atardecer, o compartir un producto.

consejos para hacer buenas fotos

Nunca antes habíamos dedicado tanto tiempo del día para ver fotografías. Hay una sobresaturación de imágenes obtenidas meramente por el reflejo de quitar el móvil del bolsillo, desbloquearlo y apretar el botón.

Esa enumeración de acciones es una exageración, pero tiene algo de cierto: el arte de la fotografía está íntimamente relacionado con la mirada del fotógrafo y los conocimientos técnicos que le permitan explotarla.

No es, sin embargo, una crítica al uso de móviles. Por el contrario, es una gran herramienta para aquellas personas que están atentas a lo que sucede a su alrededor, a los colores, las luces, las distancias, los ángulos, los encuadres.

El enorme desconocimiento existente sobre las reglas de la composición, de la narrativa visual, de la colorimetría, de la historia de la fotografía, sumado a la actual posibilidad de tomar fotografías en cualquier momento lleva a que gran cantidad del contenido que estamos acostumbrados a ver no tenga una alta calidad.

La multiplicación de cámaras no compite contra la profesión. Por el contrario, nos mejora enormemente los procesos técnicos y creativos, así como destacarnos y poder mostrar nuestro trabajo. Si te interesa ir más allá y salir del montón, en esta nota te ofrecemos 10 claves para ser un mejor fotógrafo.

¡Estudia!

Lo primero que tienes que hacer es reconocer que un buen fotógrafo debe mantenerse actualizado respecto de las últimas tecnologías y tendencias en su área de trabajo. Para eso, no hay más remedio que dedicar un momento de la semana a la formación. Existen formas de aprender desde cero si buscas buenos cursos de fofotografía, con docentes capacitados y en lugares confiables.

¡Especialízate!

La enorme variedad de cursos de fotografía que se pueden encontrar en la web abre la posibilidad de profundizar los conocimientos en un área específica. Puede ser muy puntual o no tanto. Por ejemplo, si te interesa la fotografía digital, puedes aprender toda la historia de la fotografía, las transformaciones que se dieron, los cambios de hábitos, los problemas, cómo afectó a la economía, las ventajas que implica para el fotógrafo, las facilidades que otorga.

O puedes ser más incisivo y buscar un curso de retrato. Ahí te encontrarás con que tal vez te interese la iluminación, la colorimetría, los retoques digitales, el Fine Art, la narrativa visual, la edición para redes sociales, el trabajo en eventos.

En Crehana.com, por ejemplo, ofrecen desde fundamentos de la fotografía hasta la organización de fotos en Adobe Lightroom. No podrás creer todos los conocimientos que podrás adquirir.

¡Observa!

Una tarde de lluvia, un domingo soleado, una nube solitaria, una hormiga trabajadora, un conjunto de colores, un edificio, una sonrisa. A tu alrededor suceden muchas cosas. ¡No dejes de verlas! Lo más valioso está al alcance de tu lente.

¡Interrógate!

¿Sabes cómo hicieron para fotografiar ese postre que se ve tan cremoso, dulce y abundante? ¡Investiga! Aprenderás mucho haciéndote pequeñas preguntas, buscando su respuesta en Internet y no dejando cabos sueltos. Una curiosidad puede abrir el camino a tu más profundo interés profesional.

¡Practica!

Mucho hablamos de todo lo que implica tener siempre una cámara al alcance de la mano. ¡Aprovéchalo! Mira a tu alrededor, detén el tiempo para obtener la mejor fotografía. No olvides que hace no mucho tiempo, cada disparo era muy caro. Hoy puedes gatillar indiscriminadamente.

¡Comparte!

Muestra tu labor a quienes más quieres. Las buenas vibras te invitarán a valorar lo que haces y seguir mejorando!

¡Consulta!

Cuando enseñas a tus referentes lo que haces, puedes obtener buenas críticas y consejos. ¡No les temas! La gran mayoría de la gente lo hace con buenas intenciones. En redes sociales verás que los grandes fotógrafos también se detendrán a ver tu trabajo.

¡Séautocrítico!

Puedes ser cada vez mejor si tú también te detienes a ver tus fotos, comparas, haces postproducción, buscas todos los retoques necesarios. Es gracias al tiempo que se le dedica al propio trabajo que uno encuentra su propio estilo.

¡Anímate!

Cada persona es especial. En ti también hay una particularidad que puede explotarse en la fotografía. Lo que ves tú no es lo mismo que ven otros. ¡Muéstrale al mundo eso que nadie más miró como tú lo hiciste!

¡Busca trabajo!

A tu alrededor habrá muchas personas que precisan la labor de un buen fotógrafo. Tal vez lo estén buscando. Tal vez ni siquiera lo sepan. Cuenta lo que haces, muestra que para vender o para contemplar, tu trabajo es exactamente lo que precisan.

¿Qué puedes estudiar?

Te compartimos algunas ideas para que no dejes nunca de capacitarte:

Fotografía con retrato

La fotografía de retrato es un subgénero fotográfico que consiste en capturar la personalidad de un sujeto, ya sea individuo o grupo, mediante el uso de la luz, el fondo, las poses, la técnica o la composición. La historia, el mensaje o la emoción son ingredientes imprescindibles para cualquier fotografía de retrato.

Fotografía para redes sociales

Es muy importante que las marcas personalicen su imagen en las redes sociales. Deben ser espontáneas, pero impactantes. ¡Aprende cómo generar composiciones que cuenten historias interesantes!

Iluminación para fotografía

La luz lo es todo en una fotografía, aunque a veces pase desapercibido. Conoce todo lo que debes saber para sacarle provecho a la iluminación natural y generar los climas que tú busques con la luz artificial.

Fine Art

En un curso de Fine Art desarrollarás tu destreza y dejarás en claro que esa fotografía que tanto llamó la atención es tuya. Construirás un estilo, pero también puedes aprender desde dirección de modelo, planos, post producción.

Street Fashion

En los últimos años despuntaron las formaciones en Street fashion. Sácale provecho a la naturalidad en las fotografías. Coordina a las modelos, genera el mejor plano.

Fotografía de productos

Este área está muy bien paga y es realmente placentera. Hoy por hoy, es un tipo de fotografía específico que se usa en el comercio electrónico para presentar de manera atractiva tus artículos a tus potenciales clientes.

Fotografía profesional de perros

¿Muchas fotos de gatitos? ¡Destácate! Podrás encontrar capacitaciones para que esa pasión por los animales resalte en redes sociales y para que cada familia tenga la mejor captura de ese integrante tan protagónico. ¡Cada perro es único y tiene una historia por ser contado!

Fotografía de recién nacidos

Atesorar los primeros días de vida es una experiencia única. No te pierdas esta técnica que te permitirá un alto nivel de vida y de trabajo. Conoce todas las poses y cómo funcionan las sesiones y qué escenarios puedes construir. Hay saberes que te sorprenderán. Eso sí: necesitarás mucha paciencia.

Fotografía gastronómica

En las redes sociales verás muchas fotos de comida. Ninguna estará tan bien desarrollada como la que puedas crear después de un buen curso de fotografía. Aprende todo sobre la producción y la postproducción para dejar a cualquiera con la boca abierta.

Edición

Si estás empezando, encontrarás muy buenos cursos de fotografía para aprender a manejar Photoshop y Lightroom desde cero. También existen especializaciones, actualizaciones para las nuevas versiones de estos productos, así como Retoque artístico, Retoque digital y Postproducción Fine Art.

¡Lo más importante es que nunca dejes de capacitarte!