¿360 GRADOS en moto desde el norte del norte?

Entrevistamos a Alicia Sornosa, periodista del motor y moto viajera que presenta su libro “360 grados”, una mujer, una moto y el mundo por delante. Es el apasionante relato de Sofía, una aventurera decidida que con su moto acompañó a Pedro, su amor, hasta que éste se desvaneció y la cruda realidad se interpuso en el camino. Un paralelismo entre los personajes y su vuelta al mundo en moto que nos acerca más a su “trayecto vital marcado por el reto de afrontar un viaje de esta magnitud” tal y como comenta ella en esta novela.

Aunque pocos son ya los que no te conocen, haznos un resumen de tu CV motero Alicia.

Me considero moto viajera, en realidad. Desde los 14 años he viajado sobre ruedas. Primero por la zona de la Sierra de Ayllón, ya que veraneaba en Riaza, con un Vespino que me dio la oportunidad de explorar desde muy joven. Ya en 2010 realizo mi primer viaje largo en moto, con una Harley Davidson 883, desde Madrid hasta Andorra y vuelta. Desde 2011 hasta 2013 viajé por los cinco continentes, consiguiendo ser la primera hispana en hacerlo. En Septiembre de 2013 regresé a América del Sur, conocí Bolivia y el norte de Argentina y Chile más a fondo, en un viaje de más de 20.000 km. Durante cuatro meses de 2014 viajé desde Madrid hasta Tokio, a través de la Transiberiana, Kazajistán y Mongolia y su gran desierto del Gobi. Arribé a Hokkaido desde la isla rusa de Sakhalim. Regresé desde Tokio cuatro meses mas tarde. En 2015 cambié de moto, de una BMW F650GS a mi nueva Ducati Scrambler. Desde entonces he recorrido India y Nepal, el este de Europa, Marruecos, México y su Baja California, de donde acabo de regresar.

¿Quién ha sido un referente en este mundo de las dos ruedas para ti?

Muchas personas, la mayoría anónimas. Antes de saber que iba a dar la vuelta al mundo en moto, seguía a Fabián C.Barrio de “Salí a dar una Vuelta” Gustavo Cuervo, que nunca me perdí una charla suya, como no, las aventuras de Ewan McGregor y Charly Boorman…y como te digo personas menos conocidas, como Marcel Barrilero y algunos pilotos como Laya Sanz.

¿Por qué un velero antes que una moto?

Yo tenía la idea de dar la vuelta al mundo en velero desde los veinte años. Trabajaba todos los veranos en un puerto de Lanzarote, charteando grupos de guiris de una isla a otra en un catamarán. Trabajaba como cocinera, pero eso me permitió aprender a navegar. El barco es lo más para enfrentarte a uno mismo y a la naturaleza. Ver el mundo desde el agua…la idea me sigue fascinando. Después viene lo práctico: lo que tienes años después es una moto…¡con la que viajar!

¿Te consideras más periodistas o más motera?

Me considero periodista, es mi profesión. Viajar en moto es mi pasión, mi sueño. Lo bueno es que son cosas perfectamente compatibles y que se complementan.

El día más feliz “sobre dos ruedas que recuerdas?

Cada vez que he sacado mi moto de un embalaje y la he montado para seguir rodando por algún lugar aún sin explorar. Esa sensación es como si te hicieran el mayor regalo del mundo…algo nuevo, misterioso.

¿Y el más triste?

El momento en el que sabes que ese viaje ya ha terminado. Siempre lloro.

Estas envuelta ahora en la promoción de tu libro 360 GRADOS: Una mujer, una moto y el mundo y la verdad, al leerlo a veces uno llega a preguntarse ¿Por qué Sofía, el personaje de la novela, aguanto tanto?

Es una historia épica en la que los personajes van al límite. Ella no se atreve, duda en seguir o no, tiene miedo. Creo que es una actitud plenamente humana y que a todos nos pasa en muchos momentos de nuestras vidas; el miedo al cambio, a lo desconocido, el preferir “lo malo conocido que lo bueno por conocer”. Lo bueno es que al final lo supera como puede, y le va bien.

¿Qué fue lo que más te costó escribir y por qué?

¡Toda la novela! Ha sido un proceso de años. Primero escribí un libro de viaje, pero me di cuenta que hay muchos y muy buenos, así que me puse un reto aún mayor: escribir una novela. Y he conseguido hacerlo, en parte gracias al método “La Habitación Sellada”, de Clara Peñalver, una gran novelista, buena amiga y motorista también. Me entendió y me ayudó en el proceso creativo. Ha sido el trabajo que más me ha costado hacer en lo que llevo de vida.

¿Qué recuerdas y cuentas con más cariño en esta novela?

Yo recuerdo de mi viaje millones de cosas maravillosas, los colores de las puestas del sol de cada país, el sonido de las ciudades, del bosque, los mejores cielos llenos de estrellas, la vida nómada… Del tiempo durante el que he estado escribiendo esta novela, lo que recuerdo con más cariño son los kilómetros entre Madrid y Granada que hice para visitar a Clara, el apoyo de los míos y las largas noches tecleando frente a la ventana de mi escritorio.

Este libro es quizás, a parte de un viaje, un libro sobre tu verdad no contada?

¡Yo todo lo que he contado sobre mi viaje es verdad! No hay ninguna verdad oculta. La novela está basada en mi experiencia en ese viaje, inspirada en el recorrido que hice. Pero también está inspirada en muchas historias de personas que me he encontrado en el camino, en este u otros viajes.

¿Una terapia quizás?

Escribir siempre es una buena terapia. Siempre lo he hecho, para agradecer o curar cosas. Para tener memoria o para olvidar. Para eso se escriben historias.

Sofía, el personaje de la novela es valiente, ¿Y “Pedro”?

Pedro es un personaje muy controvertido, seguro de si mismo y el prototipo de lo peor del género masculino.

¿Eres consciente de que todos somos conocedores de quienes eran Sofía y Pedro en la vida real?, ¿No te incomoda el que te puedan rebatir la historia?

Sofía y Pedro no existen. Son dos personajes de una novela, eso no lo puede rebatir nadie, ¡los he creado yo!. Claro que ha paralelismos entre los personajes de 360 Grados y mi vida real. Pero una vez dicho esto, cada personaje tiene su propia personalidad, me ha pedido ser así o asá, llega un momento que tienen vida propia y ahí yo no cuento, eso es la magia de la literatura.

¿Desnudarte “literariamente” hablando ante tantos lectores no te da miedo?

Cada vez que publico un artículo sobre mis viajes, un post en mi página web, contesto a una entrevista…todo eso da miedo. Ya había publicado relatos en algunos libros de viajes (Mujeres Viajeras, Casiopea y el Mundo en la Maleta, VAP) y da vértigo ver tus palabras en papel, pero una novela da mucho más vértigo, miedo…te expones a que todo el que la lea opine sobre tu trabajo, eso es desnudarse, y va estar ahí durante lo que aguante ese papel.

Narras cosas muy íntimas entre Sofía y Pedro, ¿fue tan descuido Pedro en todo?

Cuando, tal y como narras en 360 GRADOS, la envidia y ese afán de protagonismo que describes por parte de Pedro, se impone por encima ya no solo del amor, sino del compañerismo que ha de existir en un equipo, ¿Por qué no dejarlo ahí?

Si Sofía hubiera dejado a Pedro al principio de la novela, no habría novela. He necesitado un conflicto y una serie de hechos para crear esta historia. Así es la literatura. Y como en la vida real durante un viaje, suceden muchas cosas.

¿Qué consejo le darías a los Pedro”s”?

Que dejaran en paz a las Sofías de sus vidas, que fuesen más valientes y no se hicieran pequeños por estar al lado de mujeres fuertes.

¿Y qué consejo a las Sofia”s”?

Que se armen de valor y se despeguen, que crean en ellas mismas y aumenten su amor propio.

¿Cuándo terminaste de escribir 360 GRADOS, qué sentiste?

Me sentí más ligera, como cada vez que entrego un trabajo de peso. Me sentí orgullosa el día que mi editor, Antonio de Bandaaparte, me dio el OK, me sentí muy, muy pequeñita el día que llegaron los libros a casa y hasta ahora lo que siento es vértigo.

¿Por qué leer tu novela?

Porque no es un libro de viaje, pero viajas por el mundo, porque la prota va en moto, pero también en tren…en avión. Porque es un sueño dar la vuelta al mundo, aunque sea desde el sofá. Porque muestra que el valor, la amistad, el amor y la comprensión son fundamentales para las relaciones humanas. Y a los que viajamos nos encanta recordar ese lugar a través de los ojos de otros.

Ha sido un placer para El Digital de Asturias- Territorio Rider, haber tenido la oportunidad de entrevistarte y de que nos hayas abierto el “alma de Sofía”.

Elsi Rider

 

MÁS CONTENIDOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies