Connect with us

Noticias

Varios influencers tratan de estafar a sus followers con apuestas deportivas

Published

on

En plena época de crisis económica no es de extrañar que los ciudadanos intenten obtener algún ingreso extra. El objetivo es claro: llegar a final de mes sin que surjan tantas dificultades para ello. Conseguirlo es posible de varias maneras, consistiendo una de ellas en acertar predicciones sobre eventos de deportes.

Por supuesto, es posible sacar beneficio de las apuestas deportivas, aunque ni mucho menos es tan fácil como pretenden hacer creer ciertas personas. Si lo dice alguien sin repercusión prácticamente no genera mayor problema, pero todo cambia cuando se trata de un influencer.

Precisamente es lo que ha ocurrido con personas con muchos seguidores a sus espaldas. Uno de los casos más notorios es el de Marina Yers, la popular usuaria de Instagram que en dicha red social tiene más de un millón y medio de followers.

Dicha instagramer, junto a otros influencers de bastante popularidad a nivel nacional e incluso internacional, han realizado una serie de publicaciones e historias que guardan relación con una estafa. En concreto, la misma hace referencia a las apuestas deportivas.

La influencer de origen ucraniano aprovechó una pregunta que le había planteado un fan sobre cuánto ganaba con su presencia en las diversas redes sociales, siendo TikTok aquella en la que mayor éxito tiene. Sin aportar ningún dato veraz, rápidamente orientó la respuesta a lo bien que le iba con las apuestas deportivas.

En concreto, tanto Marina Yers como otros influencers de la talla de Genissa González -ésta última con mucha menos repercusión- indican que gracias a apostar al fútbol, una pequeña cifra de 30 euros acaba convirtiéndose en un total superior a mil euros.

Casualmente son idénticos los números aportados por los diversos youtubers, modelos y creadores de contenido. Esto ya invita a pensar que la veracidad de dicha información es nula.

De hecho, el procedimiento es siempre el mismo. Aprovechando las preguntas de sus seguidores y, por supuesto, sin saber si son reales o se trata de bots, generan el deseo de la comunidad de saber más sobre su ‘método’. Y es que, ¿quién no quiere ganar dinero fácil con las apuestas?

Las ganas aumentan cuando los influencers afirman lo sencillo que llega a ser, en concreto accediendo a un canal de Telegram que anuncian como gratuito. En él se publican los partidos a los que la persona debe apostar si pretende obtener beneficios económicos.

Comprensiblemente son cuantiosos los seguidores que se muestran incrédulos. Para aportar veracidad al asunto, un influencer sube captura del acierto de las predicciones. Pero algo llamó poderosamente la atención de varios usuarios de Twitter, que fueron los encargados de destapar esta estafa.

Las capturas eran idénticas en todos los casos, nuevamente repitiéndose un mismo patrón que parecía indicar que algo fallaba en ese supuesto método fácil y rápido para ganar dinero con las apuestas.

El objetivo, en cualquier caso, era obvio: lograr que muchos de sus seguidores se registrasen en un canal de Telegram. Así se impulsaba a hacer apuestas siguiendo un método con el que, supuestamente, se partía de una baja cifra de euros alcanzando una muy elevada en cuestión de escasas horas.

Todavía no se ha averiguado si detrás de dicha estafa se encuentra alguna casa de apuestas, aunque lo más probable es que sea un tipster que ha optado por este tipo de métodos publicitarios entre influencers.

Es decir, destina parte de sus beneficios a pedir a personas con mucha popularidad que transmitan su mensaje, siguiendo un patrón muy concreto para que nadie se dé cuenta de que en realidad se trata de publicidad encubierta. Aun así, la nefasta realización de todo el procedimiento ha dado pie a que el ‘pastel’ sea descubierto en un tiempo récord.

Influencers que también tienen a menores como seguidores

Varios aspectos se suman para derivar en que dicho intento de estafa haya sido tan grave. Uno de los que han llamado la atención de medios de comunicación de todo el mundo se resume en que este tipo de influencers no solo son seguidos por adultos.

Desafortunadamente algunos menores han podido leer esos mensajes que claramente incitaban a apostar, insinuando que es sencillo a la par que rápido hacerse con una gran cifra de dinero.

Es habitual que los seguidores de un influencer confíen ciegamente en lo que promociona, lo cual no incurre en delito alguno o estafa. Sin embargo, cuando se pretende hacer contenido publicitario relacionado con las apuestas, es obligatorio indicarlo claramente en la publicación, sea cual sea el medio utilizado para tal fin.

Tanto Marina Yers como otras celebrities no es la primera vez que generan polémica en sus perfiles de redes sociales, sin que parezca que valoren la posibilidad de que incluso niños accedan a esos contenidos. Afortunadamente dicho intento de estafa ya ha sido desvelado y ningún fan caerá presa de este tipo de artimañas.

 

Advertisement

Trending