Connect with us

Noticias

Rechazan en Alemania objeciones ecologistas a gasoducto Nord Stream 2

Published

on

Nord Stream 2

Foto: Jens Büttner/dpa-Zentralbild/ZB

Hamburgo, 1 abr (dpa) – La Oficina Federal de Navegación Marítima e Hidrográfica (BSH) de Alemania rechazó las objeciones presentadas por ecologistas contra la reanudación de la construcción del gasoducto del mar Báltico Nord Stream 2 en aguas alemanas.

La BSH informó que tras la evaluación de los reparos y de una nueva revisión del proyecto llegó a la conclusión de que el permiso otorgado por la misma autoridad en enero se ajustaba a derecho.

En ese momento, la autoridad había permitido que Nord Stream 2 continuara su construcción en aguas alemanas de forma inmediata. Sin embargo, las objeciones presentadas por grupos medioambientalistas habían suspendido la autorización.

Una de las razones aducidas por la BSH para rechazar las objeciones fue que el tramo restante del gasoducto apenas bordeaba un santuario de aves, afectando solo mínimamente a determinadas especies de aves en reposo. Además, agregó el dictamen, el gasoducto atraviesa en parte una zona en la que ya existe un intenso tráfico marítimo.

Las organizaciones ecologistas pueden volver a suspender el permiso llevando el caso al Tribunal Administrativo de Hamburgo. Sin el permiso, la empresa del proyecto no estaría autorizada a colocar tuberías en aguas alemanas con los buques de que dispone actualmente hasta finales de mayo.

El gasoducto Nord Stream 2 transportará gas de origen ruso directamente a Alemania a través de una ruta bajo el mar Báltico similar a la línea Nord Stream que está actualmente en funcionamiento.

Según la empresa energética rusa Gazprom, el principal inversor, el 94 por ciento del gasoducto ha sido completado. Esto significa que más de 2.300 kilómetros de tubos de la doble cadena están ya instalados en el lecho marino.

Todavía faltan unos 110 kilómetros en aguas danesas y 28 kilómetros en aguas alemanas, divididos en dos vertientes. En el futuro, los gasoductos transportarán 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural al año desde Rusia a Alemania, duplicando el volumen actual.

Alemania busca con el proyecto proporcionar al país una energía asequible a medida que vaya eliminando el carbón y la energía nuclear.

Estados Unidos se opone al gasoducto alegando que amenaza la seguridad de los aliados europeos de la alianza militar OTAN al aumentar la dependencia energética de Rusia y ha amenazado con nuevas sanciones.

Advertisement

Trending