Connect with us

Turismo

Alemania aplica controles de ingreso para 20 países de «alto riesgo»

Published

on

Foto: Sebastian Kahnert/dpa-Zentralbild/dpa

Berlín, 24 ene (dpa) – En Alemania rige desde hoy la obligatoriedad de presentar una prueba de diagnóstico PCR negativo para ingresar al país para viajeros procedentes de 20 países declarados como regiones de «alto riesgo» por sus elevadas tasas de infección de coronavirus, según informaron fuentes gubernamentales.

El endurecimiento de las normas de acceso entró en vigor hoy a las 00:00 horas. Entre los países declarados de alto riesgo se encuentran España, Portugal, Estados Unidos y la República Checa, país vecino de Alemania.

En los aeropuertos y en los puertos marítimos se llevará a cabo el control sistemático de las pruebas mientras que en los controles terrestres con otros Estados de la Unión Europea se realizará de forma aleatoria, informó el ministerio germano del Interior.

Alemania estable así tres categorías con diferentes normas de control y cuarentena para la procedencia de los viajeros que quieran entrar en el país: regiones de riesgo, regiones de alto riesgo y regiones con variantes del virus.

Las zonas de riesgo son aquellas que superan un umbral de incidencia de 50 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días. Esto se aplica actualmente a casi toda Europa, con la excepción de algunas zonas de Grecia, Finlandia, Noruega, Austria y Dinamarca.

Las zonas de alto riesgo son aquellas con tasas de infección significativamente más altas que Alemania. Por regla general, se trata de países con un valor de incidencia superior a 200 (incidencia en Alemania: 111).

Sin embargo, otros países por debajo de esta marca también pueden ser declarados «zonas de alta incidencia» bajo ciertas condiciones.

En cuanto a las zonas de variantes del virus, son aquellas en las que se han producido variantes altamente infecciosas del coronavirus. Hasta ahora, el Reino Unido, Irlanda, Sudáfrica y Brasil entran en esta categoría.

Los viajeros procedentes de zonas de riesgo deben someterse a un test de coronavirus en un máximo de 48 horas después de llegar a Alemania. Además, deben permanecer en cuarentena diez días, si bien pasadas las cinco primeras jornadas pueden someterse a una segunda prueba y en caso de ser negativa dar fin a la cuarentena.

La diferencia para los viajeros procedentes de zonas de alta incidencia y de variantes del virus es que para entrar al país deben presentar una prueba con resultado negativo del coronavirus realizada en las 48 horas previas a la entrada a Alemania.

Advertisement

Trending