Zaragoza, una ciudad llena de encanto

Zaragoza sigue aumentando su popularidad año tras año y ya se encuentra entre las principales ciudades turísticas de España. Su gran legado cultural, con un patrimonio artístico difícil de igualar, y su gran gastronomía, convierten a la capital aragonesa en un destino de referencia tanto para turistas nacionales como extranjeros.

La ciudad cuenta con una gran oferta hotelera, por lo que disponemos de amplias posibilidades para dormir y descansar al mejor precio.

Por su ubicación, los hoteles del centro de Zaragoza son unos de los más demandados. Su proximidad a reclamos como la Plaza del Pilar y la vida y actividad que se respira son sus principales ventajas para atraer a los turistas.

En pleno centro de la ciudad se encuentra el Aparthotel Los Girasoles, un establecimiento que ofrece tanto habitaciones como apartamentos totalmente equipados y provistos de salón, cocina y baño.

Para los meses de verano cuenta con una pequeña piscina en sus instalaciones, sin duda, una gran ventaja teniendo en cuenta las altas temperaturas que se registran en Zaragoza durante el verano.

Además, en la azotea cuenta con el restaurante Van Gogh, un establecimiento moderno que ofrece una gran vista panorámica de toda la ciudad.

Planes en Zaragoza

Zaragoza ofrece un sinfín de oportunidades de ocio para todos los públicos. Hay una serie de paradas obligatorias para todo aquel que visita la ciudad.

  • El Palacio de la Aljafería. Conocido como la pequeña Alhambra, es la sede actual de las Cortes de Aragón. Es un edificio de gran belleza que ha ido adaptando su estilo a las diferentes etapas de la historia. En sus inicios fue un palacio mudéjar, después pasó a ser un palacio cristiano medieval y llegó a ser el palacio de los Reyes Católicos en el siglo XV.
  • Museos romanos. La huella de los romanos en Zaragoza todavía está visible y puede conocerse a través de cuatro magníficos museos romanos, entre los que destacan el Teatro de Caesaraugusta y las Termas Públicas.
  • Plaza del Pilar. Sin duda, el lugar de referencia de Zaragoza. Conocida mundialmente y lugar donde se realiza la tradicional ofrenda de flores a la Virgen durante las Fiestas del Pilar. Allí debemos visitar la Basílica del Pilar, una de las mayores muestras del barroco aragonés. En su interior podemos contemplar dos frescos pintados por Goya. La visita es gratuita, aunque podemos pagar dos euros para acceder al Museo Pilarista y cuatro para la subida con ascensor a la torre. Esta última está altamente recomendada, ya que

La ventaja de los hoteles en Zaragoza centro, como hemos comentado, es que llegaremos con mucha facilidad y rapidez a todos estos lugares de interés

Además de lo ya mencionado, podemos recorrer el Puente de Piedra, que cruza el Ebro y ofrece unas vistas privilegiadas de la Basílica del Pilar. Es uno de los mejores lugares para fotografiar las puestas de sol y disfrutar de la belleza de Zaragoza cuando cae la noche.

Para planes en familia, el Parque del Agua es un gran atractivo, ya que permite pasear y disfrutar de las instalaciones de su interior. Además, está próximo al Acuario de Zaragoza, el acuario fluvial más grande de Europa.

Esto es solo una pequeña aproximación, pero sirve para hacernos una idea de todo lo que Zaragoza ofrece a los turistas. Una ciudad que crece con los años y que no pierde su esencia como una de las zonas de España con el mayor legado cultural.