VOX Asturias: “Los familiares deberían poder despedirse de los fallecidos”

El Grupo Parlamentario VOX Asturias exige al Gobierno del Principado que ponga en marcha “de forma urgente” un protocolo sanitario para que las familias puedan despedirse de su ser querido víctima del COVID-19. VOX Asturias ha presentado una Proposición no de Ley (PNL) a la Junta General del Principado instando al Ejecutivo regional a que habilite los medios necesarios en los centros sanitarios de la región “para permitir que las personas ingresadas gocen del derecho de estar acompañadas por su entorno familiar, afectivo o social en el momento final de su vida, garantizando el derecho de los pacientes a despedirse de sus seres más queridos con un óbito en la mayor dignidad que permita la sanidad y seguridad de todos los asturianos”, señala el portavoz.

“Lamentablemente, -continúa Ignacio Blanco-, nos encontramos ante un escenario en el que la pandemia se ha cobrado la vida de más de un centenar de asturianos de los que muchos, no han podido encontrar refugio en su entorno más cercano, ni sus familiares han podido dar su último adiós, una situación dramática que se une al profundo dolor que ya supone, en sí misma, la pérdida de un ser querido”. Sin embargo, y pese a que los protocolos iniciales frente al coronavirus en la red sanitaria “aislaron” los centros sanitarios y los hospitales, consideramos que en este momento, “teniendo en cuenta los datos que aporta el Principado, y analizando su evolución, urge que los responsables políticos de la región tomen medidas sociales”.

Por ello, VOX Asturias reclama al Gobierno regional que ponga en marcha protocolos estrictos de acompañamiento de manera que permitan la presencia. supeditada al criterio médico de, al menos, un miembro de la familia o del entorno más cercano. “La situación sanitaria se recuperará, los encierros domiciliarios se levantarán, la economía se recuperará, pero nadie podrá recuperar no haberse despedido de su ser querido. No valen excusas. No es la muerte lo que les asustaba a muchos de ellos, la muerte es nuestra única certeza, lo que temían y temen es el abandono y la soledad de sus últimos momentos. ¿Tan difícil es configurar un protocolo de seguridad? Deben facilitar medios de protección para que los familiares puedan despedirse de los suyos”, concluye el portavoz.