Vallina pide que se revierta la venta a Riesgo que califica de “estafa” a Asturias

El Parlamento de Asturias aprobó hoy la Proposición no de Ley de IU en la que se insta al Gobierno España a intervenir con todos los medios a su alcance para garantizar el cumplimiento de los acuerdos suscritos entre plantilla y Alcoa y avalados por el Ministerio de Industria. La iniciativa, que persigue garantizar tanto el futuro de la planta aluminera como el empleo, salió adelante, además de con los votos de IU, con el apoyo del PSOE y Podemos, el rechazo de la ultraderecha y uno de los diputados de Foro, así como la abstención de PP, Ciudadanos y un parlamentario del Foro.

La portavoz de IU, Ángela Vallina, recalcó que la situación de Alcoa-Alu Ibérica requiere la adopción de cuantas medidas sean necesarias para asegurar el futuro de la compañía y el empleo. ¨Pedimos también, Señorías, que en tanto se logra la solución indicada en el punto anterior, tome el control y gestiones de forme directa (el Ministerio de Industria) las factorías, velando por la culminación del proceso para que Alcoa no pueda eludirlo como está haciendo en estos momentos”.

La venta al Fondo Parter, recordó la diputada, fue en su momento rechazada por la plantilla, que alertaba de que existían otra alternativas mejores para garantizar actividad y empleo. “No fueron escuchados y, desgraciadamente, el tiempo y los acontecimientos les han venido a dar la razón. A día de hoy, el proyecto industrial fruto de los acuerdos entre los trabajadores y Alcoa, del que el Ministerio de Industria se convirtió en garante con la creación de una mesa técnica, sigue sin ser ejecutado. Especialmente grave es la supuesta venta por Parter Capital de la mayoría accionaria la un segundo inversor: el grupo Riesgo, grupo empresarial que lo mejor que se puede decir del mismo es que es desconocedor total y absoluto del sector de producción de aluminio primario y con antecedentes más que preocupantes en cuanto a su solvencia económica”.

IU defendió revertir la venta a Riesgo, tanto por haberse hecho de espaldas a la mesa técnica como por las dudas sobre su solvencia. La situación, denunció Vallina, está suponiendo un “auténtico drama” para la plantilla de la compañía y es, además, “una auténtica estafa” para Asturias y una “burla” para las administraciones públicas.

En la última reunión, en la que debían estar representantes de Alcoa y Parter Capital, ambas se desentendieron, explicó Vallina, quien también reprochó al Ministerio de Industria por no haber estado representado por su titular o, al menos, por el Secretario General ya que, dijo, “puede dar la impresión -esperemos que sea equivocada- de que el Gobierno no está comprometido con el futuro industrial de esas plantas ni con la defensa del puesto de trabajo de sus trabajadores. Además, ni Asturias, ni España, se pueden permitir que desaparezca la producción industrial de aluminio primario”.

La intervención, es a juicio de IU una alternativa que no se debe descartar toda vez que España no debería prescindir de la producción básica de aluminio y cabe tanto la legislación española como la europea. De hecho, resaltó Ángela Vallina, esta alternativa no es una ninguna singularidad y es “homologable a decisiones que han tomado o están tomando Gobiernos en otros lugares y los ejemplo más destacados sin Francia y Alemania, cuyos Gobiernos se han declarado dispuestos a nacionalizar empresas si fuera necesario”.