Un detenido en Avilés por agredir a sus padres y a la policía

policiaUn hombre de 30 años fue detenido en Avilés por atentado a agentes de la autoridad y por agredir a sus padres. Fueron cuatro los policías que terminaron heridos por su culpa. La Policía Nacional ha informado este domingo del suceso, aunque los hechos se produjeron el jueves 28 de abril.

Ese día, los agentes se trasladaron a la calle Galiana, en Avilés, donde habían sido alertado de una agresión a las 13.50 horas. Cuando llegaron, vieron a un hombre de unos 30 años que estaba siendo sujetado por otro mayor y con la ayuda de varios transeúntes. Confirmaron que se trataba de una agresión del primero hacía su propios padres.

Parecía que estaba tranquilo, pero al intervenir los policías, agredió a dos agentes, con puñetazos en la cara, siempre según la versión policial. Tras llamar a otros dos compañeros, consiguieron reducirlo y trasladarlo al Hospital San Agustín, dado que las primeras informaciones señalaban que el detenido padecía problemas psiquiátricos y que presumiblemente pudiera estar influenciado por el consumo de alguna sustancia estupefaciente.

Pero una vez el detenido en el hospital, continuó con su agresividad, y en el momento en que era atendido por personal sanitario agredió a otros dos policías que le custodiaban.

De esa forma, resultaron lesionados cuatro policías, uno de ellos derivado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo, con fractura del tabique nasal, otro con un esguince cervical y contusión en la mandíbula, otro con traumatismo en el cuello y el cuarto con un esguince de muñeca al haber caído al suelo durante el forcejeo para reducirlo.

El joven detenido, quedo ingresado en el área de psiquiatría del hospital San Agustín de Aviles. Se tramitaron las diligencias policiales oportunas por atentado a agentes de la autoridad y por la agresión a sus padres, quienes en principio, manifestaron su intención de no denunciarlo aunque son hechos delictivos que se persiguen de Oficio.

“Este tipo de actuaciones con individuos violentos suelen ser frecuentes en las intervenciones de los policías que componen las patrullas del 091 de Policía Nacional, que son los primeros que acuden a las llamadas de urgencia y origen de la mayoría de lesiones de policías en el ámbito laboral, y que a menudo tienen origen en problemas psiquiátricos o por el consumo de alcohol o sustancias estupefacientes que provocan una agresividad incontrolada y con fuerza inusitada”, señala la Policía en la mencionada nota de prensa.