Turquía expulsa a Alemania a supuestos seguidores de EI

Estambul, 14 nov (dpa) – Turquía expulsó a varios alemanes sospechosos de terrorismo rumbo a Berlín, según comunicó hoy en Ankara el Ministerio del Interior.

Según se estima, se trataría de la familia B., de siete integrantes, proveniente del ambiente salafista de la ciudad alemana de Hildesheim, en Baja Sajonia, cuya expulsión se esperaba.

Sin embargo, el Ministerio del Interior de Turqía no comunicó mayores detalles. Añadió que un británico fue expulsado a Londres. El ministerio calificó a todas las personas de “combatientes terroristas extranjeros”.

La familia B. proviene originalmente de Irak. Según la información de la que disponen las autoridades alemanas, todos sus miembros, salvo el padre, tienen ciudadanía alemana.

Según se informó, no hay orden de detención por actividades ilegales relacionadas con el islamismo contra ninguno de ellos, aunque el padre podría tener que rendir cuentas a la justicia alemana por otras actividades delictivas.

La familia viajó a fines de enero de Alemania a Turquía y dos meses después todos sus miembros fueron detenidos en la ciudad de Samsun. Mientras estaban en prisión en Turquía, nació uno de los niños. Las autoridades turcas no comunicaron las razones de su detención.

Turquía había anunciado para esta semana la expulsión de varios alemanes supuestos seguidores de la milicia terrorista Estado Islámico (EI). Sin embargo, no hay información que indique que la familia B. haya estado en la zona anteriormente controlada por EI en Irak o Siria.

Este viernes se espera la llegada a Alemania de dos esposas de combatientes de EI.

Según información de la que dispone dpa, se trata, en uno de los casos, de una mujer nacida en 1998 que logró huir del campo de prisioneros de Al Hol en Siria, controlado por los kurdos. De acuerdo a lo comunicado, estaba en prisión en la ciudad turca de Gaziantep.

Además, este viernes también volará una mujer nacida en la ciudad alemana de Hannover, que tras una fuga masiva del campo de prisioneros sirio de Ain Issa logró escapar hacia Turquía.

Ankara prepara además la expulsión de un supuesto seguidor de EI estadounidense a Estados Unidos. Según comunicó el Ministerio del Interior turco, en realidad iba a ser llevado por su propio deseo a Grecia, pero allí no fue aceptado. Estados Unidos confirmó ahora que expedirá los papeles necesarios para el viaje.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se reunió el miércoles en Washington con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El 9 de octubre Turquía inició una ofensiva terrestre en el norte de Siria contra la milia kurda YPG (Unidades de Protección Popular), a la que considera una organización terrorista.

Según información oficial, en esa ofensiva fueron detenidos 287 seguidores de EI, entre ellos mujeres y niños. Según Erdogan, más de mil seguidores de EI se encuentran en prisiones turcas, entre ellos 737 ciudadanos extranjeros.

El martes, Erdogan amenazó con expulsar a Europa a numerosos seguidores de EI.