Toyota: marca que fortalece cada vez más su privilegiada posición en el mercado automovilístico

La marca de vehículos Toyota es una de las más reconocidas en todo el mundo, por su extraordinaria calidad y sus siempre innovadores diseños, que desde que nació marcan tendencia en la industria del automovilismo. Es una firma que ha trascendido su país de origen, Japón, y se ha convertido en una solución de transporte a nivel mundial para todas las necesidades y gustos.

Toyota

Tener un Toyota es tener calidad, confort y un coche avanzado, según lo confirman sus felices propietarios en todo el mundo, quienes siempre los lucen orgullosos y altamente satisfechos por haber tenido la suerte de adquirirlos.

Esta marca japonesa se ha impuesto en el mundo por las extraordinarias ventajas y beneficios que ofrece sobre el resto de firmas de vehículos que existen en el planeta. Los automóviles Toyota son sinónimo de excelente calidad, confiabilidad y modernos diseños, que siempre están avanzados a su época. Además, sus precios son realmente económicos considerando todo lo que ofrecen a sus clientes.

Breve historia de la marca

Esta empresa fue fundada en septiembre de 1933 por Kiichiro Toyoda como una división de Toyoda Automatic Loom, empresa que desde 1890 se dedicaba a la fabricación de telares, pero que con el auge de los coches en otras partes del mundo, decidió incursionar en dicha área, sabia decisión que los impulsó a los niveles en los que hoy están. 

La nueva división dio sus primeros pasos con el lanzamiento en 1935 de su primer sedán, el Toyoda AA, y de un camión utilitario, el G1, que inmediatamente obtuvieron un notable éxito en la industria. De ahí en adelante avanzó progresivamente posicionándose en el mercado, con sus prácticos y excelentes productos, hasta 1937 que la división de Toyoda se separó para ser una marca totalmente independiente: Toyota Motor Company.

Durante el desarrollo de la Primera Guerra Mundial (1940-1945), Toyota se dedicó exclusivamente a producir camiones para el ejército. Tuvo suerte de que la guerra terminara de la manera en que terminó, por cuanto su planta era uno de los objetivos principales en el plan de bombardeos que los aliados tenían programados para Japón.

Tras una lenta pero sostenida recuperación, a partir de 1950 esta compañía de coches inició su expansión mundial para llegar a Europa y a América, donde en principio fue recibida con cierto recelo, pero que fue eliminando en la medida que el público iba conociendo el producto.

En los 70, Toyota apostó por expandir aún más sus horizontes con nuevos modelos que empezaron a interesar más al público americano, acostumbrado para esos días a vehículos grandes y potentes. Pero fue realmente a partir de los 90 cuando se impuso plenamente, con el confort e innovación en sus productos. Desde entonces no para de crecer y es considerada una de las principales marcas de coches de todo el mundo.

Líder a nivel mundial

Muchos de los coches que produce Toyota han hecho historia y siguen en las primeras posiciones entre la preferencia mundial, como es el caso de su emblemático coche sedán Camry, un turismo de cinco plazas que desde que salió al mercado en 1979, ha sido el preferido de los seguidores de esta marca.

Este modelo nació como una versión berlina del Toyota Célica, pero luego pasó a convertirse en un modelo totalmente aparte, que hoy está entre los preferidos y vendidos en todo el mundo, por su lujo, confort y extraordinarias líneas, que lo convierten en un coche altamente deseado.

Esta marca tiene vehículos convertibles, sedán, coupés, camiones, hatchback, pick-up, SUV, wagon, minivan, para todos los gustos y presupuestos. Su catálogo es bastante amplio y diverso, con presencia en casi todos los países del mundo, donde siempre dejan bien parado el nombre de la firma.

Otro de sus productos más solicitados, son sus modernas furgonetas, que combinan el lujo con lo utilitario, de manera perfecta. Modelos como el Land Cruiser, que está en el mercado desde 1951, cuando salió su primer modelo; desde entonces, es una de las furgonetas más vendidas de la marca, y de su tipo también.

Sus modelos deportivos, como el Toyota Célica, que se presentó en el Salón del Automóvil en Tokio en 1970, y que mantuvo su producción hasta 2006, también han hecho historia en el mundo de los coches, por sus extraordinarias prestaciones y aportes en esa área.

Calidad sobre todas las cosas

Una de las premisas de Toyota es producir con calidad, lo cual viene haciendo desde que lanzó su primer vehículo en 1935. Desde entonces, la preocupación principal de la empresa es que todos sus productos cumplan con los más altos estándares de calidad, para lo cual aplican severos controles de revisión en cada etapa y fase de los procesos de producción.

Su filosofía se centra en las ideas primordiales de su fundador, Kiichiro Toyoda, quien siempre veló por los controles y la búsqueda de la excelencia en todo lo que hacía, partiendo de la observación, detección de errores, su corrección y la implementación de nuevos sistemas y procesos para no volverlos a cometer.

Su forma de trabajar hizo que esta compañía creciera de la manera que lo hizo hasta posicionarse en el mercado global, el cual no pretenden dejar; por el contrario, cada vez se afianzan más, con sus investigaciones y productos innovadores.

Sus vehículos, en todos los segmentos y áreas de producción, siempre han sobresalido del resto de marcas, por sus destacadas características de confort, pero principalmente por su alta calidad. No hay un solo modelo Toyota sobre el que se pueda decir que fue un error, todos son altamente apreciados y reconocidos en el mundo del automovilismo.

Así que ya sabes, si estás por adquirir un coche nuevo, no lo pienses más y busca un modelo Toyota que seguro te dará muchas satisfacciones y superará tus expectativas. Si ya has tenido uno, sabes de lo que se habla, y si no, prueba y pasa a ser uno de los millones de usuarios satisfechos que tienen o han tenido un Toyota.