Tipos de cafeteras industriales

La pandemia ha traído la ruina para algunos negocios, y oportunidades para otros. Si necesitas comenzar de nuevo y emprender, puedes comenzar con un servicio de cafetería o bar. Para ello, necesitarás equipamiento profesional. Las cafeteras industriales no solo son una herramienta de trabajo, sino también un buen reclamo clientes que volverán por tus deliciosos cafés. 

Las hay de muchas marcas y modelos, además de muchos tamaños y precios. Por tanto, se adaptarán a todos los tamaños de negocios y bolsillos. Algunas son realmente baratas, incluso se aproximan a algunas domésticas. Si sabes elegir, podrás afianzar a la clientela y amortizar con creces la inversión de una de estas cafeteras… 

¿Qué son las cafeteras industriales?

Las cafeteras industriales son máquinas de café con unas capacidades más altas que las domésticas. Por lo general, pueden preparar 2, 4, 5 o más tazas de café al mismo tiempo, además de poder preparar diferentes recetas, así como vaporizar la leche con los brazos integrados. 

Están diseñadas para estar constantemente en uso, por lo que son más duraderas que las domesticas. También cuentan con unos parámetros más elevados que las destinadas al consumo, parámetros que puedes controlar para preparar cafés como un auténtico barista profesional. Por lo demás, son similares en cuanto al uso y funcionamiento.

Las cafeteras industriales pueden ser grandes opciones para bares, cafeterías, restaurantes, hoteles, casas rurales, locales destinados a celebraciones y eventos, etc. Con ellas, tu negocio gozará de ricos cafés a los que no podrán resistirse tus clientes… y volverán.

Tipos de cafeteras industriales

Existen varios tipos de cafeteras industriales que deberías conocer. Todas ellas ofrecen prestaciones y funciones diferentes. Por ejemplo, destacan: 

  • Manuales: son las más habituales, y las preferidas por los baristas profesionales. Permiten controlar parámetros como la temperatura del agua, la presión, el tiempo de extracción, la cantidad, etc. Pueden ser las mejores opciones si ya cuentas con experiencia y para negocios con gran cantidad de clientela. 
  • Automáticas: las automáticas son prácticas y rápidas, con ellas las personas sin experiencia que comienzan con su negocio podrán preparar café como profesionales, pero sin necesidad de tener conocimientos elevados sobre este mundillo. Además, pueden ser una gran opción para aquellos negocios en los que se deja que sean los propios clientes quien se preparen los cafés (servicios de desayuno bufé, casas rurales,…), es decir, para el self-service. 
  • Impresoras de café: últimamente también se han puesto de moda en algunos locales modernos este tipo de máquinas con tecnología capaz de imprimir imágenes en la espuma de los cafés. Se hace mediante la carga de la imagen o fotografía en una app y pasando el diseño a esta impresora de café. Un gran reclamo para los clientes, que podrán beber un café personalizado en cada momento. 

De esta manera, puedes evaluar las necesidades de tu negocio y decidir cuál se adapta mejor. 

Cómo elegir la adecuada para tu negocio

Tienes que evaluar una serie de parámetros adicionales al tipo de cafetera. Para elegir las cafeteras industriales adecuadas, deberías tener en cuenta:

  • Material de acabado: es preferible que selecciones máquinas con materiales como el acero inoxidable o aluminio. No solo son más resistentes, también son más fáciles de limpiar. Además, en los tiempos de pandemia, estos materiales serán aún más importantes. 
  • Capacidad: las hay de muchos tamaños, algunas con un tanque similar a las domésticas, otras de varios litros. Además, también tienes con uno o varios cabezales. Según el tamaño de tu negocio y el número de clientes, deberás elegir una adecuada. Si seleccionas una pequeña tus clientes se desesperarán esperando el café y, si eliges una muy grande, habrás malgastado el dinero para una máquina que no vas a poder aprovechar. 
  • Vaporizador: es importante que cuente con brazo vaporizador. Con él podrás calentar agua rápidamente para infusiones, ofreciendo mayor variedad a tus clientes. Y por supuesto, generar esa espuma de la leche para los latte y cappuccino que tanto gusta. 
  • Tamaño: no suele ser un problema, pero si cuentas con un local pequeño, también es importante asegurar que las dimensiones de la máquina son las adecuadas. 
  • Potencia: es importante que cuente con una potencia adecuada para el calentamiento del agua de forma rápida, pero eso también implicará mayor gasto en a factura de la luz. Debes buscar el mejor compromiso según tus clientes/ganancias. 

Precio: no todos se pueden permitir pagar lo mismo por una nueva máquina, más si están empezando y no cuentan con ninguna ganancia previa. Por tanto, es otra de las cosas a evaluar.