Somos Oviedo presenta enmiendas a la moción de Vox

(EUROPA PRESS) – La concejala de Somos Oviedo Anabel Santiago ha presentado este miércoles una serie de enmiendas a la moción de Vox aprobada en la Comisión municipal de Cultura, por la que se solicita declarar a la ciudad de Oviedo en su conjunto Patrimonio de la humanidad de la Unesco. A juicio de la edil de Somos, esta declaración conllevaría un aumento “inmenso” de burocracia y restricciones para los vecinos.

En unas declaraciones a los medios Santiago ha recordado además que Oviedo ya está “doblemente galardonada” con esta distinción, tanto por el conjunto de Monumentos Prerrománicos como por el Camino Primitivo. Por ello, la primera de las enmiendas de Somos va encaminada a pedir la designación de Oviedo como ciudad doblemente galardonada.

Para Somos, la propuesta que ha salido adelante con el apoyo del Gobierno local incurre en “incongruencias”. “Si lo hubieran analizado bien, se habrían dado cuenta de que vamos a entrar en unos trámites burocráticos brutales para toda la ciudad”, ha dicho. Así, Anabel Santiago ha explicado que, de salir adelante en estos términos la propuesta, “cualquier vecino que tuviera que hacer cualquier obra menor, cualquier cambio en una ventana, tendrían que llevar todo el trámite a la Consejería de Cultura”. Implicaría además, ha agregado, que los hosteleros tendrían que retirar sus carteles de las fachadas.

A ello Santiago ha sumado la “hipocresía” de querer declarar la ciudad Patrimonio de la Humanidad mientras se “consienten” proyectos urbanísticos como la ronda norte, que “destrozan” los patrimonios ya reconocidos.

El Grupo Municipal de Somos ha planteado una serie de enmiendas a la propuesta de Vox, que pasan por instar al Ayuntamiento a “oponerse tajantemente” a la realización de la ronda norte por “cercenar y destruir” el Camino de Santiago y “dañar paisajísticamente” el entorno de los Monumentos Prerrománicos.

Solicitan además que se mejore la señalización de los monumentos y que se distinga a Oviedo como ciudad “doblemente galardonada como Patrimonio de la Humanidad” en lugar de declarar la ciudad en su conjunto, y que los Gobiernos de España y Asturias incluyan en sus presupuestos partidas “suficientes” para poner en valor los monumentos históricos.