Sobre la pintura al óleo

El óleo es una de las técnicas pictóricas más difundidas, utilizada por artistas inmortales, como Rubens, El Tintoreto, Tiziano, Velázquez, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael, Murillo… Es un método de pintura en la que los pigmentos se mezclan con un aglutinante compuesto por aceites. Es una de las preferidas por los artistas por la fluidez que aporta a la pintura

El óleo es un pintura muy dura y espesa, pero que a su vez permite trabajar con ella de forma ágil por su facilidad para deslizarse sobre el lienzo, la madera, o cualquier otro soporte que se use. Así mismo, tiene la particularidad de poder crear una más que amplia paleta de colores; simplemente usando y combinando los colores básicos, ofrecerá siempre unos resultados de gran calidad.

El aceite tarda mucho en secarse, por lo que la realización de las obras puede dilatarse en el tiempo, perfeccionando el trabajo diario. Su acabado es brillante, con colores vivos que mantienen su estado durante siglos. Si sobre el cuadro se lleva a cabo un mantenimiento mínimo de conservación, limpieza y restauración, este no tendrá límite para mantenerse en perfectas condiciones.

¿Cuáles son las 5 pinturas al óleo más valoradas?

Al ser una técnica que ofrece un sinfín de beneficios, técnicas y trucos, no han sido pocos los genios que han realizado obras de arte utilizándola. Estas son las más valoradas y también las más deseadas para la decoración de los hogares. Las reproducciones de cuadros en lienzo de estas obras son, posiblemente, las más demandadas por un público enamorado del arte.

1.La noche estrellada, de Vincent van Gogh

Si existiesen superventas en obras de arte, esta estaría a la altura de cualquier éxito de los Beatles. Es uno de los grabados más reproducidos y deseados, considerada una de las imágenes más populares y reconocibles de la cultura moderna. Recientemente, se le realizó un análisis científico del movimiento de las ondas representadas en las nubes, dando resultados realmente sorprendentes en cuanto a su exactitud.

2.Terraza de café por la noche, de Vincent van Gogh

Muy relacionada con la anterior e igualmente deseada. También se pintó en Arless, en 1888. Aquí también se ofrece una perspectiva de un cielo lleno de estrellas. Para una mayoría de críticos es la escena nocturna de verano que más exquisitamente ha sido plasmada sobre un lienzo.

3.El beso, de Gustav Klimt

La obra más conocida y representativa de este artista austriaco. Representa a dos amantes rodeados de oro (periodo dorado de Klimt), claramente inspirado en los mosaicos bizantinos que tanto le habían impresionado. Oro y naturaleza para simbolizar el beso más apasionado de la historia del arte.

4.Campo de amapolas en Argenteuil, de Claude Monet

La obra más importante del más grande de todos los pintores impresionistas. Pintado un año antes de las primeras exposiciones impresionistas de 1874 y al mismo tiempo que pintaba Impresión: Amanecer, la obra que le dio nombre a este género pictórico. En esta pintura se observa a una mujer y a un niño caminar por un campo de hierbas y amapolas. Pero es, como cabe imaginar, solo una impresión, si se analiza la obra en profundidad son solo trazos rápidos y gruesos que pierden la forma que solo la mente es capaz de crear.

5.La Mona Lisa, de Leonardo da Vinci

La también conocida como La Gioconda es una de las obras más enigmáticas y representativas del Renacimiento, pintada sobre tabla en los años 1503 y 1506 por el también enigmático y polifacético artista, inventor y estudioso Leonardo da Vinci. Esta obra, actualmente expuesta en el Museo del Louvre en París, está considerada la pintura más famosa del mundo. Sin valor económico real, ya que resulta incalculable.

Algunos de los motivos por lo que esta obra es tan famosa son por su realismo extremo (utilizó métodos matemáticos para la medición de sus proporciones), uso de la técnica del sfumato (adelantándose a su época al dar un efecto tridimensional), instalación de la base para los retratos occidentales, gracias a sus dimensiones y forma de retratar, y también por los muchos misterios que encierra la obra en sí (¿quién es la modelo?, ¿sonríe? ¿por qué nunca entregó el encargo?…).

Otros cuadros pintados con óleo y que también pertenecen a la lista de los más deseados son Le Rève (el sueño), de Pablo Picasso, El Desayuno de los Remeros, de Pierre Auguste Renoir, El Grito, de Edvard Munch, Red Cannas, de Gergia O,keeffe o La Persistencia de la Memoria, de Salvador Dalí.

Todos estos cuadros han superado las fronteras del tiempo y de la propiedad, siendo parte del colectivo cultural de la humanidad. Pasan los años e incluso los siglos y personas de todo el mundo, sin importar su condición o nivel cultural, quedan instantáneamente enamorados de estas obras.

La magia de la creación artística que ha alcanzado el nivel de genialidad es aceptada por el conjunto de las personas, y ahora, gracias al trabajo de artistas profesionales, pueden llevar a cabo reproducciones de arte famosas en las que casi no cabría encontrar diferencias con la original. Gracias a páginas especializadas como retratosdeencargo.com, cualquier amante del arte puede tener una de estas obras en casa, creadas por las manos de un artista y no en forma de lámina, producida por una máquina.