Sindicato alemán opina que las clases digitales aún son deficientes

Berlín, 9 ago (dpa) – El sindicato docente Unión de Educación y Ciencia (GEW) de Alemania considera que muchas escuelas y profesores en el país aún no están suficientemente preparados para la enseñanza digital al comienzo del ciclo lectivo y en tiempos de coronavirus, según comentó la líder del GEW, Marlis Tepe, al semanario “Wirtschaftswoche” en una entrevista publicada hoy.

Tepe dijo que la mayoría de los profesores probablemente se hayan preparado en forma autodidacta para llevar a cabo las videoconferencias. “Pero muchas escuelas todavía no están realmente bien preparadas, los gobiernos regionales han utilizado muy poco el período de vacaciones (de verano boreal) para el trabajo conceptual”, criticó.

Durante el cierre de las escuelas en marzo “había mucha incertidumbre sobre qué ofertas aprovechar, que fuera posible enseñar también por videoconferencia no era un tema hasta ahora”, explicó Tepe. Por lo tanto, espera un año escolar “con mucha improvisación”.

La jefa del GEW observó que la enseñanza digital no está fallando por la voluntad de los profesores, sino por la falta de infraestructura. “El equipo digital en las escuelas suele ser desastroso”, apuntó.

Agregó que solo alrededor del diez por ciento de los maestros obtienen el equipo necesario, como tabletas y computadoras portátiles, proporcionado por sus escuelas.

Además aclaró que en Alemania no se permite el uso de computadoras privadas. “Los colegas que actúan con más valentía han sido incluso amenazados con multas por el comisionado del Gobierno alemán para la protección de datos como ocurrió en Turingia en el centro del país”, dijo. Agregó que en las escuelas a veces unos 1.000 niños deben compartir 100 computadoras portátiles.

Tepe exigió más formación en didáctica digital para preparar mejor a los profesores.

Además señaló que ningún estado federado en Alemania ha introducido hasta ahora una regulación para los casos frecuentes en el futuro en los que los alumnos sean enviados a casa por un resfrío hasta obtener el resultado de la prueba de coronavirus. Dijo que estos estudiantes estarían prácticamente privados de participar de las clases durante el tiempo de espera.