Rouco: “Nos preocupa mucho cómo se está gestionando la atención a los mayores”

La diputada de VOX en la Junta General del Principado, Sara Álvarez Rouco, ha lamentado que “una vez más” el Gobierno del Principado no haya respondido a todas las preguntas planteadas en el Grupo de Trabajo de Seguimiento del COVID-19 para ejercer el control al Gobierno regional. Así lo ha trasladado la diputada tras la comparecencia de la consejera de Derechos Sociales y Bienestar. “No se puede permitir que por sistema no contesten y que continuamente, como ha vuelto a suceder hoy, echen balones fuera limitándose a decir que las pautas y el protocolo lo marca Salud”, lamenta la diputada. “¿Esa es la gestión de una de las consejerías fundamentales ante el COVID-19? ¿Es la dirección del departamento que responde ante el personal, las familias y residentes de los centros de Tercera Edad de Asturias?”, insiste Álvarez Rouco.

“Pese a la falta de concreción por parte del consejera y de su equipo”, la diputada ha preguntado por si Bienestar ha verificado que todas las residencias de ancianos -ya sean del ERA como de titularidad privada-, están proveídas de la equipación y abastecimiento sanitario adecuado para evitar contagios; ha insistido en la urgencia, como defiende VOX y así lo ha trasladado a la Junta General a través de una Proposición no de Ley, de realizar el test de manera universal, tanto al personal como a residentes de los centros de la Tercera Edad públicos y privados y aislar a los positivos en COVID-19 de los mayores sanos, así como cuántos test rápidos de los 20.400 que ha recibido Asturias se van a destinar a las residencias de ancianos. Además, la diputada también ha trasladado la preocupación del Grupo Parlamentario por los mayores que están padeciendo solos en casa la crisis sanitaria y se ha interesado por los medios y el control que lleva a cabo Bienestar ante esta situación excepcional para que “no haya un solo mayor desatendido”.

Asimismo, desde VOX, se ha insistido en la necesidad de elaborar un plan de contingencia para prever la avalancha de solicitudes y agilizar los retrasos que pudiera estar provocando la pandemia, tanto en la gestión del Salario Social, de la Ley de Dependencia, como del número de solicitudes para acceder a una plaza en centros del ERA.