Rohaní promete reformas y más transparencia a los periodistas iraníes

6538180wTeherán, 7 ago (EFE).- El presidente de Irán, Hasán Rohaní, prometió hoy reformas y más transparencia a los medios de comunicación y anunció la creación de una Asociación de Periodistas.

En un discurso televisado desde la ciudad sureña de Shahr e Kord, el presidente felicitó, con ocasión del Día nacional del Periodista, a los reporteros, “el lazo de unión entre el Gobierno, el pueblo y diferentes ámbitos”.

Rohaní prometió hacer reformas, entre ellas la adopción de una ley sobre transparencia de la información y la creación de una agrupación de periodistas.

“El Gobierno va a preparar un borrador sobre la asociación que estará relacionada con el sindicato de periodistas y será responsable de las actividades periodísticas. De este modo, si ocurre una violación en este campo, esta asociación especializada podrá hacer comunicados en relación a ella”, señaló.

La asociación servirá también para “actuar en defensa de los derechos de los periodistas”, añadió.

También prometió la creación de un seguro para periodistas que sufran una situación de desempleo, en la que su Ejecutivo ya está trabajando.

En Irán ya existía una asociación de periodistas, que fue cerrada por el Ministerio de Cultura y Orientación Islámica del anterior gobierno de Mahmud Ahmadineyad, aunque la nueva Administración le dio hace unos meses permiso para celebrar su asamblea anual.

Las declaraciones de Rohaní tienen lugar mientras tres periodistas (dos de ellos con doble nacionalidad estadounidense-iraní) continúan detenidos sin que se haya informado de los cargos de los que se los acusa.

Jason Rezaian, corresponsal en Teherán del Washington Post, su esposa, Yeganeh Salehí, reportera iraní del emiratí The National, y una fotógrafa cuya familia ha pedido que no sea identificada fueron detenidos hace quince días sin que por el momento sus familias hayan sido informadas de los cargos y de donde se encuentran.

Reporteros Sin Fronteras y organismos defensores de los derechos humanos han pedido su inmediata liberación.

Según esa organización internacional, Irán tiene en la actualidad 65 periodistas y blogueros detenidos, cinco de ellos extranjeros, la mayoría acusados de delitos como “atentar contra la seguridad nacional”, “hacer propaganda contra el Estado”, “difundir falsedades” o “perturbar el orden público”.