Rescatado un barranquista herido en Carangas

FOTO CEDIDA POR BOMBEROS DEL SEPA

Efectivos del Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), a bordo del helicóptero medicalizado, ha evacuado a un varón que ha resultado lesionado mientras practicaba barranquismo en Carangas, en Ponga. El afectado, que presentaba una posible lesión de tibia y peroné, ha sido evacuado al Hospital Comarcal de Arriondas.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 13:33 horas. En la llamada se explicó que eran un grupo de personas practicando barranquismo y uno de ellos se había lesionado en un pie.
Le habían entablillado la extremidad y lo habían sacado a una zona segura. No había acceso rodado hasta el lugar en el que se encontraban. De inmediato se movilizó al equipo de rescate de Bomberos del SEPA, a bordo del helicóptero medicalizado, que en ese momento estaban concluyendo una intervención en Llanera. En este caso estaban ayudando a un varón que estaba ileso, pero no podía continuar la marcha en Panizales, en la zona del monte Cogolla a Bonielles.

Tras finalizar la citada intervención, el grupo acudió al barranco de Ponga. Aquí, debido a la dificultad de acceso, se ejecutaron dos operaciones de grúa de entrada para un bombero-rescatador y la médica-rescatadora. Una vez con el afectado, se le atendió suministrándole analgesia e inmovilizándole la pierna que presentaba una posible fractura de tibia y peroné. Para ello se le colocó una férula neumática y una férula rígida. Al parecer el afectado sufrió una caída mientras se desplazaba por la zona superior del barranco, hacia el espacio correspondiente, a lo que sería el cuarto y quinto rápel.

Mediante una operación de grúa, la médica-rescatadora salió de la zona, junto al varón lesionado, con el triángulo de rescate. Una vez estuvieron todos en el helicóptero se procedió a la evacuación al Hospital Comarcal de Arriondas.

El grupo de rescate dio por finalizada la intervención a su llegada a base, a las 16:22 horas.

La sala del 112 del SEPA informó del suceso a la Guardia Civil y al Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU).