¿Qué motivos pueden llevar a renunciar a una herencia? | El Digital de Asturias

¿Qué motivos pueden llevar a renunciar a una herencia?

Para muchas personas recibir una herencia es sinónimo de un aumento de patrimonio, pero esto en ocasiones se encuentra muy lejos de la realidad. Y es que una herencia puede incluso llegar a endeudar al heredero. Para evitar esta situación afortunadamente existe la posibilidad de repudiar la herencia.

Por norma general, las herencias pueden llegar a ser trámites bastante complicados dependiendo de varios factores como el número de herederos, la existencia o no de testamento, la relación entre los herederos o el tipo de bienes que se tengan que repartir.

Antes de ver los motivos que conducen a renunciar a una herencia es importante saber que para aceptarla existen dos vías: la ‘pura y simplemente’ que supone que los bienes heredados y los que ya se posean se juntan en uno solo, y por otro lado la vía a beneficio de inventario donde las posibles deudas se pagarán con la propia herencia y no se pasan al patrimonio del heredero.

¿Por qué repudiar una herencia?

En España, el número de herederos que renuncian a su legado cada año es bastante elevado. Pero, ¿cuáles son las principales circunstancias que pueden hacer que renuncies a una herencia?

Elena Crespo Lorenzo,abogada de familia en Barcelona, nos explica que el motivo por el que una persona puede optar por renunciar a su legado suele ser “que éste suponga un coste en lugar de un beneficio –por ejemplo, cuando el fallecido tuviera más deudas que bienes- y también que los herederos no puedan hacer frente a los impuestos que deben abonarse para poder aceptar la herencia”.

Pero las deudas no son el único motivo, existen otras situaciones que pueden llevar al rechazo de una herencia. Así, José Antonio Ferrer,abogado en Jávea, explica que “también se renuncia por liberalidad, por ejemplo, dos hermanos donde uno no tiene apenas patrimonio y el otro tiene mucho, éste repudia la herencia y aquél se beneficia de la totalidad”.

“Otro caso posible es que la aceptación de la herencia suponga grandes gastos vinculados a los bienes que se van a heredar (por ejemplo, viviendas en ruinas o en lugares abandonados)”, como indica Elena Crespo.

¿De qué modo se puede renunciar a una herencia?

En este apartado nos referimos a los pasos que hay que seguir para decir no a una herencia de acuerdo con el Derecho Común sobre sucesiones que regula en España (también existen Derechos Forales en Galicia, Navarra, Cataluña, Aragón y Euskadi).

La repudia se hace ante notario, y sus efectos se retrotraen a la fecha del fallecimiento del causante“, analiza José Antonio Ferrer. Por norma general, bastará con comparecer en notaría y demostrar el derecho a esa herencia (puede requerirse certificado de nacimiento, libro de familia, o incluso testigos).

Si los herederos no se pronuncian y el notario les exige que den una respuesta de aceptación o rechazo a esa herencia, deberán manifestarse en el plazo de 30 días, o sino la herencia se entenderá aceptada automáticamente.

Por lo tanto, si quieres renunciar a una herencia en principio bastará con que acudas a una notaría para poder hacer el trámite, si bien es siempre recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especialista en derecho sucesorio para estudiar el caso.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies