¿Por qué es tan importante el control de plagas?

La presencia de plagas supone una gran amenaza para la salud de las personas

Generalmente, la mayoría de los negocios suelen realizar limpiezas a fondo de sus locales comerciales, puesto que es la única manera de generar un espacio adecuado para la salud de los empleados y de los clientes. Sin embargo, en algunas ocasiones, no basta con limpiar en profundidad el establecimiento, sino que es necesario aplicar una serie de tratamientos especializados para evitar la aparición de plagas.

Las plagas de insectos, roedores y palomas suelen ser bastante habituales, de modo que es importante controlarlas desde el primer momento. Ya no solo por la salud de las personas, sino también por las grandes pérdidas económicas que pueden provocar en los negocios. Para no tener problemas en este sentido, los propietarios de las empresas deben realizar una correcta desinfección del lugar de vez en cuando.

Diversos estudios científicos han demostrado que ciertas plagas de insectos, roedores y palomas pueden afectar a la salud y a la calidad de vida, por eso, al más mínimo indicio de que pueda existir una plaga, se debe llamar a una empresa especializada. Es importante contar con empresas con amplia experiencia en la desinsectación y desratización, que sea una empresa de control de plagas con capacidad de respuesta inmediata frente a cualquier tipo de plaga.

¿Cuáles son las plagas más comunes?

Todo depende de las características de la zona, sin embargo, hay una serie de plagas que son muy habituales en los núcleos urbanos. Es decir, estas plagas afectan de forma directa a los negocios que tienen locales comerciales u oficinas en las ciudades, por lo que deben tenerlas en cuenta. Y es que este tipo de plagas son muy peligrosas para las personas, ya que pueden provocar diferentes enfermedades.

Por ejemplo, cuando hay plagas de roedores pueden aparecer enfermedades como la peste, el tifus o la leptospirosis. Para evitar estas situaciones tan peligrosas, lo más recomendable es combatir las plagas desde el principio. Aunque las plagas de ratas suelen ser las más comunes, lo cierto es que en los entornos urbanos también pueden aparecer otras plagas relacionadas con los ácaros y las palomas.

Plagas de roedores

Como ya se ha comentado anteriormente, las plagas de ratas son muy peligrosas para la salud de los seres humanos, puesto que estos animales son portadores de una gran cantidad de parásitos. Esto quiere decir, que los roedores pueden transmitir numerosas enfermedades a las personas -tifus, hantavirus, leptospirosis, etcétera-. Por tanto, cabe preguntarse ¿qué pasos hay que seguir para acabar con ellos?

Al igual que ocurre con cualquier otro tipo de plaga, la prevención es fundamental para evitar la presencia de ratas en los locales comerciales, en las oficinas y en los edificios. Por ello, los negocios deben ponerse en contacto con una empresa especializada en el control de plagas, y más concretamente, en la aplicación de diferentes técnicas y tratamientos de desratización. 

Plagas de ácaros

Cuando hablamos de plagas, la mayor parte de las personas no suelen pensar en los ácaros, sin embargo, estas arañas de proporciones diminutas son muy peligrosas para la salud de los seres humanos. Y es que entre otras enfermedades, las plagas de ácaros pueden transmitir la sarna o escabiosis, la cual es realmente perjudicial para las personas que tienen el sistema inmunológico deprimido.

Además, los excrementos de los ácaros contribuyen al aumento del asma y a la aparición de diversas alergias. Estos insectos pueden estar presentes en diferentes elementos de los negocios como las moquetas, las alfombras o los cojines, por lo que es muy importante controlar su presencia en todo momento. Para estos casos, lo más aconsejable es contratar algún servicio de desinsectación especializado.

Plagas de palomas

Aunque a priori son aves con un aspecto agradable, la realidad es que las palomas son un peligro para la salud de las personas, ya que estos animales pueden transmitir enfermedades peligrosas como la critptococosis o la neurocriptococosis. Además, las plagas de palomas suelen generar problemas en las estructuras de los edificios, de modo que es muy conveniente controlar su presencia.

Hace unos cuantos años, era mucho más complicado enfrentarse a las plagas de este tipo de ave, pero actualmente, las empresas especializadas en control de plagas utilizan técnicas y tratamientos avanzados que consiguen acabar con ellas. Por ello, al detectar una plaga de palomas, los negocios deben contactar de inmediato con alguna empresa capacitada para llevar a cabo la correcta desinfección del entorno.