¿Por qué es necesario rehabilitar la fachada del edificio de tu comunidad?

Llevar a cabo una tarea tan sencilla como puede ser la de mejorar y rehabilitar la fachada de nuestro edificio puede conllevar beneficios realmente interesantes. No solo a nivel estético haciendo que tenga un estilo más moderno y óptimo, sino también a la hora de conseguir un mejor aislamiento térmico y acústico, el ahorro en la factura de la calefacción con la mejora de la eficiencia energética o la eliminación de las humedades que hayan podido ir apareciendo en ella con el paso de los años. 

Aunque a priori pueda parecer una parte poco importante o nada relevante de nuestra comunidad de vecinos, lo cierto es que la fachada de un edificio cumple con una serie de funciones básicas para el día a día de sus habitantes, tanto a nivel estético como funcional. Es por eso que invertir en su mejora y rehabilitación es una tarea esencial que tenemos que llevar a cabo cada cierto tiempo y que puede conllevar beneficios realmente interesantes para todos los vecinos. 

En primer lugar, a la hora de llevar a cabo este tipo de proyectos, lo mejor será contratar los servicios de profesionales especializados y con años de experiencia en el sector. Es el caso de Lastra Arquitectos, un estudio especializado en las tareas de rehabilitación de fachadas, que pueden ofrecer a los clientes las mayores garantías posibles en cuanto a calidad, seguridad y eficacia en todos sus proyectos. Por lo que si queremos obtener buenos resultados en nuestras fachadas, tiene que ser el primer factor que debemos tener en cuenta. 

Ventajas

Con un servicio de rehabilitación de calidad y a cargo de profesionales altamente cualificados, podremos obtener beneficios realmente interesantes en nuestras fachadas. A simple vista, por ejemplo, tendremos una auténtica mejora de la estética de todo el edificio en su conjunto. El mismo parecerá muchísimo más moderno y contará con un estilo acorde a los nuevos tiempos que corren, de forma que no desentonará para mal con el resto de edificaciones del entorno. Así podremos darle una nueva vida a nuestra fachada, acabando con los problemas que puedan afectar muchísimo a su estética, como las humedades, los desconchones, la pérdida de color, etcétera. 

Además de la mejora estética, una buena rehabilitación de fachadas también puede aportar beneficios funcionales y de eficiencia. Una de las ventajas más interesantes es la mejora de su aislamiento térmico y acústico, lo que no solo ayudará a aumentar la comodidad y el confort de los habitantes, sino que también puede suponer un ahorro mensual importante en la factura de la luz o de la calefacción. Una eficiencia energética que es básica a día de hoy y que podemos conseguir fácilmente, al llevar a cabo este tipo de proyectos en nuestra comunidad de vecinos. 

Subvenciones

Una de las principales preocupaciones de los usuarios a la hora de realizar la rehabilitación de una fachada es el precio y la inversión extra adicional que deben abonar. Pero al contar con el asesoramiento de profesionales de un estudio de arquitectos en Gijón como Lastra, podremos intentar pedir diferentes subvenciones que podrán abaratar muchísimo nuestros costes. Por ejemplo, podremos probar suerte con las subvenciones de fondos europeos, con el IDAE, y hasta con el Principado de Asturias, o con las subvenciones que conceden los propios ayuntamientos

Con una ayuda como las indicadas para nuestro presupuesto, el dinero ya no será un problema y podremos llevar a cabo la rehabilitación de la fachada sin ningún problema de esta índole. Sobre todo, si contamos con el asesoramiento de profesionales para acceder a este tipo de subvenciones, para realizar todos los trámites y tener éxito en nuestras peticiones. Por lo que tal y como hemos podido comprobar, son muchas las ventajas que podemos obtener al realizar una rehabilitación de la fachada en nuestra comunidad de vecinos, tanto en el corto como para el largo plazo.