Ponte lo que quieras: La nueva moda masculina

(dpa) – La moda suele reflejar los debates que lleva adelante cada sociedad, y así es como hoy en día la moda para hombres se ha desprendido de lo “típicamente masculino” para incorporar toda clase de prendas y de colores bajo la consigna de que “la ropa debe expresar lo que siente cada uno”.

Las mujeres no son las únicas que están viviendo una emancipación de una intensidad nunca vista en la historia. “También hay muchos hombres que han estado esperando poder dar vuelo a sus aspectos femeninos a través de la ropa”, asegura el director de un instituto alemán de moda Gerd Müller-Thomkins. Es más, hasta las pasarelas han dejado de recurrir a la figura del hombre macho para sus modelos.

Esta tendencia se plasma particularmente en los colores. Son muy “diversos”, expresan diversidad. Así lo explica Patrick Pendiuk, que trabaja para la revista de moda masculina “GQ”. “Los trajes operan con colores pastel, con blanco roto, rosa, crema”, observa el experto.

Vuelven los 80

Pendiuk comenta que, desde su punto de vista, los 80 están viviendo un revival en la moda masculina. Vuelven con texturas brillantes, “desde nailon hasta satén de brillos y sedas”, apunta. Esto se ve en prendas que tradicionalmente solían ser diseñadas en otras telas, como el pantalón tipo trabajador, con bolsillos a los costados en las piernas. Antiguamente eran de sarga o de denim. Hoy en día se ven hechos en un satén liviano. Pero no dejan de ser prácticos, y pueden ser combinados con sandalias urbanas. Es algo así como una combinación de “funcionalidad con diseño elegante”, apunta el profesor Claus Bortas, de la Academia de Moda y Diseño de Berlín.

Las combinaciones también pueden lucir un look deportivo incorporando chaquetas Sahara o pantalones cargo.

Trajes descontracturados

Según Müller-Thomkins, los hombres buscan estar “más distendidos” y tener “más libertad de movimiento” cuando buscan ropa, mientras que Bortas explica que los diseñadores responden con trajes más descontracturados, de más vuelo, “como si uno pudiese usarlos para salir a trotar”.

Esto se combina con nuevos colores. En lugar de negro, gris y azul llevan colores más llamativos o, en caso de necesitar opciones algo más discretas, tonos pastel. “Puede ser un traje azul combinado con un azul pastel o rosado”, comenta Pendiuk.

En verano siguen siendo muy buscados los pantalones cortos de traje. Los pantalones cortos de estilo bermudas fueron durante mucho tiempo considerados una prenda exclusiva para el tiempo libre, pero el mundo de la moda intenta desde hace tiempo incorporarlos a las pasarelas de la vestimenta formal.

“Así como los pantalones largos siguen siendo estrechos, el corto se ensancha cada vez más.”

Inspirados en los colores de la naturaleza

En general están en boga los colores naturales, algo que se remite al debate sobre el medio ambiente y la sustentabilidad. También circulan mucho los tonos tabaco y ocre. El profesor Bortas dice que el verde podría ganar importancia con el correr de esta temporada, en toda su gama.

“En una época en la que muchas personas temen que el medio ambiente desaparezca, los diseños intentan establecer vínculos con la naturaleza: nature networking”, explica Müller-Thomkins.

Los expertos además han detectado un “must” para esta temporada masculina: “las camisas reversibles serán indiscutidamente importantes”, dice Pendiuk. Serán muy coloridas y tendrán estampados salvajes.

Normcore, una gran alternativa

Para los que no quieran vestir ni una camisa llamativa ni estampados de flores, la gran opción serán las prendas normcore, que responden a la demanda de una moda unisex que prefiere pasar desapercibida. Como primera medida, las prendas no tienen ninguna marca a la vista.

Fuera de eso, siguen viéndose muchas “camisetas clásicas bien amplias y de corte recto”, dice Pendiuk. “No van dentro del pantalón sino sueltas, siguiendo un estilo de vestir simple”.

Por Benjamin Freund (dpa)