Negligencias médicas: qué son y cómo reclamar

En España se producen cada año una cantidad considerable de denuncias por errores sanitarios (conocidos formalmente como negligencias médicas). Aunque en muchas ocasiones las víctimas no se atreven a denunciar a un profesional o centro sanitario, en la actualidad son muchos los casos de éxito en los que los pacientes quedan compensados económicamente por el daño sufrido.

Pero, ¿qué es una negligencia médica? Concretamente, se trata de un error cometido por el centro o el personal sanitario de forma imprudente o por desconocimiento, que origina un daño físico o moral en el paciente.

Santiago Escalas, del despacho de abogados en Mallorca Sierra Abogados, matiza que “la actuación médica no está sujeta a resultado, por lo que este no le es exigible al facultativo que nos trata, si bien, sí le es exigible utilizar los medios adecuados, de la forma adecuada y respetar una serie de pautas”.

Es decir, no siempre que un tratamiento no funcione correctamente, tiene que venir dado por un error médico. Es en este punto donde se encuentra el mayor problema, en demostrar que efectivamente se trata de una negligencia médica.

¿Qué se considera como negligencia médica? 

Algunas de las principales acciones que causan una negligencia médica pueden ser “desde la impericia del propio médico por una mala actuación en la intervención o un mal diagnóstico por no utilizar los medios adecuados, a una imprudencia por exceso de confianza, una prescripción errónea de medicamentos, tardanza en realizar un diagnóstico o una asistencia urgente, o inclusive, y siendo el aspecto más desconocido, por la omisión de informar debidamente al paciente de los riesgos, procedimientos y alternativas del tratamiento”, señala Santiago Escalas.

Al sufrir alguno de los errores citados anteriormente, lo primero que se debe hacer es reclamar la historia clínica del paciente, siempre con la ayuda de un abogado especialista. 

El siguiente paso es demostrar la relación causa-efecto entre el error sanitario y el daño sufrido por el paciente. Para ello, los abogados trabajan con peritos y profesionales sanitarios, ya que es el punto más complejo.

¿Qué vías de reclamación judicial existen para una negligencia médica? 

Para acudir a la justicia e interponer una demanda por negligencia médica hay tres opciones: acudir a la vía civil, a la vía administrativa o extraordinariamente a la vía penal.

Contar con el asesoramiento de un profesional especialista en negligencias médicas se hace imprescindible para escoger el tipo de vía y procedimiento más adecuado.

 

Te recomendamoss

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies