Música en el Punto de Venta

Entras en una tienda y está en completo silencio. No hay música. ¿Qué sensación tienes? ¿Qué imagen te está dando ese negocio?

Tan sólo estas frases iniciales han bastado para darnos cuenta de la importancia que tiene la música en el retail, es decir, en el punto de venta. Los humanos necesitamos música o un acompañamiento sonoro en muchos ámbitos de nuestra vida: trabajar, estar cocinando en casa, hacer deporte y, por supuesto, comprar.

Música y retail

La música para las marcas siempre ha tenido una importancia fundamental. ¿Quién no recuerda jingles de hace décadas? Efectivamente, ha llovido mucho desde aquella canción de “Yo soy aquel negrito…” de una marca de cacao soluble. La música, en muchos casos, nos servía para identificar productos y marcas.

Y ahora, además de esto, ayuda a las marcas a vender en sus puntos de venta. La música es una parte crucial de la estrategia de posicionamiento en retail. Sirve para señalar con qué público quieren conectar y para mostrar que los comprenden perfectamente, también para transmitir valores de marca y señas de identidad, a la vez que impactan en el ánimo de los consumidores, hasta el punto que, por ejemplo un supermercado, se utiliza el ritmo de la música para que la gente se mueva más rápido y sea más eficiente en las compras.

El concepto de audio marketing en el punto de venta

Como puede verse, todo esto no nace de la casualidad. Detrás de la música en las tiendas hay un exhaustivo trabajo del llamado neuromarketing, en donde se ha estudiado la reacción neuronal de los humanos en relación a diferentes estímulos, entre ellos la música.

Pero, la cosa no es tan simple como poner música para estimular al consumidor, sino que la marcas deben estudiar concienzudamente qué tipo de música es la adecuada para su consumidor. Por este motivo, se habla de audio marketing que consiste en diseñar un plan de marketing musical.

La idea es aparentemente sencilla: sobre el estilo de tu marca, o del consumidor que buscas, hay una serie de estilos musicales que surgen de manera natural y que lo pueden identificar. Además, estos estilos “le hablan” al consumidor. Cuando música y consumidor encajan, el audio marketing ha dado en el clavo.

Audio marketing al alcance de todo el mundo

Si alguien quiere pensar que todo lo que estamos contando sólo está al alcance de las grandes cadenas de moda, supermercados, electrónica, etc. está muy equivocado. Sí es cierto que estas grandes empresas invierten una ingente cantidad de dinero en su audio marketing, llegando a vender CD o haciendo listas de reproducción de la música que suena en sus tiendas, pero también es cierto que el audio marketing puede estar al alcance de cualquier negocio.

Y no hablamos de conectar una fuente de música a la sonorización de la tienda, puesto que si no se siguen los cauces legales, puede acarrear multas y denuncias de la SGAE. Cuidado con esto, porque más de un pequeño negocio se ha encontrado con un inspector de esta sociedad, que recorren las ciudades y los locales comerciales para ver en qué negocios se están llevando a cabo este tipo de prácticas.

Hay que buscar, por lo tanto, alternativas para que un negocio pueda llevar a cabo ese audio marketing que puede ayudarle a estimular las ventas. Y las fórmulas son infinitas.

Las fórmulas legales para poner música en tiendas

La fórmula tradicional es poner música y pagar los derechos mensualmente a SGAE, cuyas tarifas varían dependiendo del tipo de negocio y del tamaño del mismo.

Existe una alternativa para poder evitar los pagos a SGAE. Se trata de usar música libre de derechos, una alternativa completamente legal a todas las entidades de gestión de derechos de autor. Se trata de contratar servicios de hilo musical libre de derechos para sonorizar todo tipo de negocios.

Una empresa que proporciona este tipo de servicios, por ejemplo, es Free Music Projects. En el caso de este ejemplo, su coste anual es de 42 euros, muy inferior a los precios que anteriormente se han descrito. Además, este tipo de empresas proporcionan todo tipo de estilos, lo cual permite adecuarlos, tanto a cada negocio, como también al estilo de cada marca.

La música en el punto de venta es una poderosa herramienta en retail que puede ayudar a nuestros clientes a sentirse positivos, confiados y felices con sus compras con solo elegir el estilo adecuado. Y, con ello todas las marcas, grandes y pequeñas, pueden  aumentar las ventas de la mayoría de clientes que entran en la tienda.