Mitos en la alimentación de las mascotas

Las personas que deciden tener una mascota en el hogar siempre quieren ofrecerle los mejores cuidados, y sobre todo garantizarles una buena alimentación que contribuya con el proceso de construcción de su organismo durante su crecimiento.

No obstante, muchos dueños de canes desconocen qué tipo de alimentos o productos pueden suministrarle a su perro y terminan creyendo en algunos mitos o creencias populares sobre ingestas inadecuadas o que resultan peligrosas para el animal, las cuales en su mayoría carecen de fundamento científico. Lo más recomendable es visitar un veterinario que puede recomendar un pienso de calidad con todos los nutrientes necesarios.

Un buen pienso provee energía y garantiza un crecimiento sano a los perros

Elegir un pienso para el perro no es tarea fácil, porque deben conocerse todos los componentes del producto para evaluar si realmente se corresponden con los requerimientos alimentarios del animal, de acuerdo con su raza y edad.

Los variados piensos Lobo Azul constituyen un alimento de alta calidad que contiene materias primas de origen vegetal y animal, las cuales han sido procesadas de forma correcta y bajo estrictos controles sanitarios para garantizarles a las mascotas un crecimiento saludable y la energía necesaria para el correcto desempeño de sus funciones vitales.

Estos piensos han sido elaborados en distintos tipos para cubrir las necesidades de cada etapa de vida del animal y así garantizar una correcta nutrición canina.

Asimismo, se diseñan fórmulas especiales para perros con condiciones alérgicas o ciertas intolerancias, mascotas en gestación o lactancia y canes con una elevada actividad física. Estos productos contribuyen al fortalecimiento del sistema inmunitario y el crecimiento de unas articulaciones sanas, mejora el pelaje, refuerza el sistema nervioso y retrasa el envejecimiento.

Mitos y realidades de la alimentación de los perros

Con el paso del tiempo algunas creencias sobre la alimentación de las mascotas se mantienen intactas lo que conduce a los dueños de animales a eliminar de la dieta diaria ciertos componentes que incluso pueden resultar favorables para la nutrición del perro. Por eso lo mejor es consultar con un veterinario las dudas que se tengan acerca de la ingesta de diversos alimentos, que contrariamente a lo que se ha dicho por años pueden resultar beneficiosos para los perros.

Cereales

El gluten se ha considerado un componente perjudicial para los perros, al igual que los carbohidratos complejos que contienen los cereales. Es por eso que algunas personas han creído durante años que estos productos pueden resultar dañinos para las mascotas.

Esta creencia ha sido desmentida por profesionales veterinarios que han comprobado que este alimento provee de energía a los perros y favorece la digestión por el alto contenido en fibra. Además, el beta-glucano de la cebada y la avena es capaz de controlar la glucosa en la sangre del animal y prevenir la obesidad.

Carbohidratos

Otro de los mitos que ha tomado fuerza en lo que corresponde a la alimentación de las mascotas es que los carbohidratos contribuyen a la obesidad de los perros, lo cual ha ocasionado que las personas excluyan de la dieta diaria de su mascota algunos alimentos que son ricos en hidratos de carbono.

Esta teoría es totalmente falsa, porque estas biomoléculas son esenciales para el organismo de las mascotas, ya que son una fuente de energía digerible, controlan el peso y mejoran la salud digestiva.

Huesos

Si bien es cierto que los veterinarios recomiendan no suministrarle huesos a los perros porque pueden ocasionar daños a su salud, y ciertamente en condiciones muy sólidas así puede ocurrir, este alimento en forma cruda y blanda como es el caso de las costillas, vértebras o cartílagos, contribuyen al desarrollo de una dentadura sana y limpia. Además, añaden un aporte nutricional importante a la mascota.

Carne

Algunas personas piensan que el principal alimento de los perros debe ser la carne y que debe suministrarse en altas cantidades al animal para que crezca sano y fuerte.

También esta tesis carece de fundamento en su totalidad, porque ciertamente este producto es rico en proteínas, pero carece de fósforo, sodio, hierro, cobre y yodo, los cuales son minerales necesarios para una dieta saludable. Lo ideal será ofrecerle una ingesta en proporciones adecuadas al can para que no resulte perjudicial para su organismo.

Desde todo punto de vista la alimentación de las mascotas debe ser evaluada por un especialista para que el animal mantenga sus niveles de energía y un funcionamiento adecuado de su organismo.

Para tener este amigo fiel por muchos años en el hogar, lo mejor será orientarse de forma correcta sobre los cuidados que realmente requiere y dejar a un lado los mitos alimentarios caninos que no contribuyen en nada a la calidad de vida del animal.

Más Noticias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies