Home Ciencia Miss Able y Miss Baker: Dos monas lanzadas hace 60 años al espacio
Ciencia - 9 junio, 2019

Miss Able y Miss Baker: Dos monas lanzadas hace 60 años al espacio

(dpa) – Sobre una lápida en la entrada del centro espacial de Huntsville, en el estado norteamericano de Alabama, de vez en cuando la gente coloca plátanos. “Allí a menudo hay una o dos bananas”, comenta Ed Buckbee, un ex jefe del centro, a la emisora de radio estadounidense NPR.

“En ese momento sabemos que pasó alguien que quizás escuchó la historia y quiso dejar algo conmemorativo, así como cuando se depositan flores sobre la tumba de una persona”, agrega.

En la inscripción en la lápida se lee: “Miss Baker, mona ardilla, primer animal estadounidense que voló al espacio y regresó con vida”.

Junto con la mona rhesus Able, Baker -que era originaria del Perú- fue lanzada por la agencia espacial estadounidense NASA unos 580 kilómetros al espacio con un cohete “Júpiter” hace ahora 60 años.

Tras un vuelo espacial de unos 15 minutos, nueve de ellos sin gravedad, ambas fueron rescatadas con vida en las cercanías de la isla caribeña Antigua.

Baker y Able fueron los dos primeros animales en ser lanzados por Estados Unidos al espacio que sobrevivieron esta experiencia. Su misión: poner a prueba para la humanidad los efectos por entonces en gran medida desconocidos de la ingravidez.

Baker provenía de la selva peruana y llegó a la NASA a través de una tienda de mascotas en el estado norteamericano de Florida. Able, por su parte, nació en el estado norteamericano de Kansas.

Cuando llegó su gran día, ambas monas -aproximadamente del tamaño de un gato- fueron sujetadas con cinturón y conectadas con cables en la punta del cohete. Luego fueron lanzadas al espacio desde la estación espacial de Cabo Cañaveral, en Florida.

Un barco de la Marina estadounidense rescató a ambos simios astronautas del mar y luego retransmitió por radio: “Able, Baker, perfectas. Sin lesiones ni otras dificultades”.

Baker fue muy fácil de sostener, recordaría luego el capitán del bote de la Marina, Joseph Guion. “Era como una pequeña muñeca. Pero Able era exactamente lo contrario. No podías acercarte a ella”, agregó.

Las monas, sanas y salvas, se convirtieron en estrellas y aparecieron en conferencias de prensa y también en los titulares de las revistas. Para el entusiasmo de los científicos del espacio y el repudio de los defensores de los animales.

Able murió pocos días después de su retorno del espacio, porque se le inflamó un electrodo que se le había implantado bajo la piel y no sobrevivió a una operación en una clínica.

Baker, en cambio, vivió 25 años más e incluso fue invitada a la Casa Blanca. Apenas falleció en 1984 a los 27 años por fallas renales. A su entierro en el centro espacial en Alabama concurrieron más de 300 personas.

Ya dos años antes, en 1957, la Unión Soviética había lanzado al espacio a la perra Laika, que murió tras pocas horas. Hasta 1962 los soviéticos lanzaron en total 29 perros hasta los límites del espacio. Además de Laika, fallecieron 17 canes más.

Por Christina Horsten (dpa)

Foto: DB A0009 dpa/Nasa/dpa

Check Also

Radioaficionado alemán muestra foto de eclipse desde perspectiva lunar

Sörup (Alemania), 16 ago (dpa) – Un radioaficionado alemán difundió una espectacular…