Más investigación, la prioridad del rector de Alcalá en su segundo mandato

5949288wAlcalá de Henares, 15 feb (EFE).- Fernando Galván, catedrático de de Filología Inglesa, se presenta a un segundo mandato de cuatro años como rector de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) con el deseo de reforzar la investigación para aumentar el prestigio mundial de la institución y para contribuir con mayores garantías a la recuperación económica de España.

Galván se presenta a las elecciones de rector con el objetivo de “consolidar” el proyecto que le llevó al cargo en 2010 y que ha sido imposible completar por las “restricciones económicas severas” que han afectado al presupuesto, ha dicho a Efe en una entrevista.

“No era previsible a principios 2010 que los funcionarios fueran a ver reducido su salario un 5% unos meses después, así como los recortes del 20% en la financiación pública de las universidades”, asevera.

Las dificultades presupuestarias, que obligan a un mayor tiempo en el desarrollo de los proyectos, explican, según Galván, su interés por un segundo mandato, así como su soledad en la campaña electoral que pondrá en marcha el próximo lunes, en las que no tendrá ningún oponente a la vista, entre los 160 catedráticos que podrían haberse presentado para competir por el cargo.

“Lo que me han transmitido muchos compañeros en la Universidad es: ‘entendemos que has tenido un mandato complicado, desde el punto de vista financiero, y que hay cosas que no has podido cumplir'”, dice Galván como explicación a la ausencia de competidores.

Acerca de los últimos cuatro años en el cargo de rector, Galván asegura sentirse satisfecho del “nivel de la internacionalización” logrado por la Universidad, que acoge este curso en sus campus de Alcalá de Henares y Guadalajara un total de 5.600 estudiantes extranjeros, casi el 20% de los alumnos.

En el apartado de la investigación, el sucesor del exministro Virgilio Zapatero afirma que los avances son una consecuencia de la estrategia de mirar en momentos de recortes presupuestarios a la empresa privada, y más allá de las fronteras españolas, aunque confían en que no sea la única alternativa en el futuro.

“Debe haber mecanismos para acceder a financiación pública para investigación, y ahí sí que hemos sufrido un serio revés a nivel nacional, aunque se nos han abierto otras puertas, que son las de los proyectos europeos”.

En ese sentido, la Universidad de Alcalá ha pasado en los últimos cuatro años de tener dos a 16 cátedras dotadas con empresas y de ingresar 750.000 a ocho millones de euros por proyectos europeos, según Galván.

El futuro solo debería ir en esa dirección, en opinión del rector, haciendo que la Universidad acoga proyectos competitivos para aumentar su posición en el ránking internacional que mide el nivel de las instituciones de enseñanza superior.

“Ahora que se habla mucho de la ‘Marca España’, en el mismo sentido estaría la apuesta por la ‘Marca Alcalá, una marca de presencia en el mundo por la calidad de sus servicios docentes e investigadores”.

Los beneficios de profundizar el esfuerzo en la investigación redundarían en más oportunidades para “salir de la crisis” y acceder a “un empleo más sostenible en nuestras empresas y todo nuestro sector productivo”, añade el candidato a rector.

En ese sentido, la mayor necesidad que la Universidad de Alcalá de Henares tiene en este momento es, según Galván, “un apoyo institucional en todos los frentes: el nacional, el autonómico y el local”, concluye.