Los pueblos más bonitos de la Sierra de Gredos

Los amantes del turismo rural saben que en la Sierra de Gredos encuentran todo lo que necesitan para unas vacaciones maravillosas o una escapada con encanto. Sus pueblos y el calor de su gente invitan al turista a sentirse libre en plena naturaleza mientras disfruta de un entorno natural realmente privilegiado

La Sierra de Gredos ofrece una espectacular creación natural. En este enclave de montaña, localizado al sur de Ávila y al oeste de Madrid, el turista amante de la naturaleza puede encontrar lagunas naturales, gargantas, circos y una extensa variedad de flora autóctona. Es, como no podía ser de otra manera, el hogar de la cabra montés, emblema de Gredos, la nutria, el buitre leonado y varias especies de reptiles. En Gredos encontrarás pueblos con encanto, rodeados de naturaleza y con un gran legado histórico. En este artículo, el lector podrá descubrir algunos de los pueblos de Gredos más bellos, esos que bien merecen una visita en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan.

Los 5 pueblos más destacados de la Sierra de Gredos

Aunque no están todos los que son, sí son todo los que están, y es que se hace bastante difícil llevar a cabo una selección tan breve de los pueblos maravillosos que se encuentran repartidos por toda esta serranía. La Sierra de Gredos es una de gran belleza natural, llena de recursos naturales que ofrece muchas posibilidades para desarrollar un turismo activo.

Arenas de San Pedro, Guisando, Mombeltrán, El Barco de Ávila y Candeleda son los elegidos al amparo se estar considerados como Bienes de Interés Cultural declarados dentro del Patrimonio Histórico Español.

Arenas de San Pedro

Es uno de los municipios más populares de la Sierra de Gredos. Se trata de pueblo medieval situado en el Valle del Tiétar. Su centro invita a degustar su rica gastronomía en alguno de sus restaurantes y bares, además de poder visitar su castillo gótico, el Palacio del Infante y varias iglesias. Un paseo por las orillas del Río Arenal pondrá el broche final a la visita.

A poca distancia del pueblo, hacia Guisando, se localiza una ruta de senderismo en el embalse del Río Cuevas. En dirección hacia La Parra, el turista se encuentra con el Santuario de San Pedro de Alcántara del siglo XVI.

Guisando

Guisando cuenta con una belleza tal que fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1974. El motivo no es otro que las casas de mamposterías, sus plazas irregulares y sus estrechas calles.

Merece la pena destacar sus fuentes, las chimeneas y los remates de los tejados. La Fuente Grande es uno de los símbolos del pueblo datada en 1893 y basada en un diseño original de Isidoro Moreno.

La Sierra de Guisando, ubicada dentro de la Sierra de Gredos, cuenta con un relieve abrupto ideal para llevar a cabo cualquier tipo de actividad montañera. Destacan la ascensión a la Cabeza del Covacho (1.566 metros), Arbillas (1.595 metros) o el Cervunal (2.096 metros).

No obstante, la ruta más atractiva para los amantes de la naturaleza es la ascensión a La Mira, de 2.343 metros, pasando por el incomparable Galayar, un conjunto de agujas graníticas.

Mombeltrán

Mombeltrán es un hermoso poblado medieval de paisajes singulares, caseríos y edificaciones antiguas, que posee una gran riqueza cultural y paisajística. Esta villa se ha presentado al concurso El pueblo más bello de Castilla y León, en la categoría de municipios con menos de 1.000 habitantes.

Se encuentra en el Barranco de las Cinco Villas, en la comarca del Valle del Tiétar. Las callejas, plazuelas, pilones, fuentes y plazas conforman su centro urbano. Entre sus monumentos históricos destacan el Castillo de los Duques de Alburquerque, el hospital de San Andrés y la iglesia. Por último, cabe mencionar que Mombeltrán cuenta con excelentes restaurantes para degustar la rica gastronomía de la zona.

El Barco de Ávila

El Barco de Ávila está situado en las inmediaciones de la Sierra de Gredos, cuenta con un clima de inviernos fríos y veranos suaves.

El Río Tormes pasa por estas tierras, su puente de la Edad Media lleva al viajero hasta la Ermita del Cristo. Entre el río y la montaña, se sitúa el Castillo de Valdecorneja, del Siglo XV. La Iglesia parroquial de La Asunción de Nuestra Señora recuerda a la Catedral de Ávila.

El Barco ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico por sus edificios de especial interés. Cuenta también con dos salas de exposiciones, la Cárcel antigua y la Casa del Reloj.

Candeleda

Candeleda cuenta con un rico patrimonio y una belleza de origen medieval. Su emplazamiento en la Ribera del Tiétar, en la depresión más profunda de Castilla y León, lo convierten en un lugar mágico por sus parajes, sus arboledas, sus arroyos y manantiales, sus gargantas o sus tradiciones, entre otros muchos encantos.

Los ríos y gargantas de Candeleda son bellos y caudalosos, destacando la garganta Santa María que pasa por el casco urbano, formando diferentes piscinas naturales de aguas puras y cristalinas. Un paisaje de una belleza inigualable.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción ha sido declarada Bien de Interés Cultural y pertenece, al menos su parte más antigua, al gótico arcaico y rústico de finales del siglo XIV o principios del XV.

Merece una visita su Plaza Mayor, donde se ubica la Casa de las Flores o el Museo del Juguete de Hojalata.