Los nuevos Coupés del mercado, lujo y variedad.

Die Kunst der Verschwendung _ Neue Coupés in allen KlassenMÚNICH (dpa) – El mercado del automóvil es ahora mucho más complejo. Hay más segmentos que nunca. Hace tiempo que no existen sólo los clásicos sedán, combi o vans. Los fabricantes experimentan en todas las clases con los modelos crossover que aglutinan elementos de diferentes estilos, y aunque muchos compradores se decantan por los modelos musculosos, hay un clásico que es intocable: el coupé, que también está en proceso de transformación.

“El coupé no pasará de moda pronto”, dice el profesor de diseño Lutz Fügener. “Es una de las formas cuyo atractivo se mantiene en el tiempo, es siempre elegante, deportivo y lujoso”, agrega. Coinciden con él los fabricantes, por lo que no sorprende que vaya a llegar al mercado en los próximos meses una buena cantidad de novedades coupé.

El baile se abre con el de mayor precio: el Rolls-Royce Wraith. Se basa en el Ghost y será el modelo en serie más potente de la historia de la mítica marca con un motor V12 de 632 caballos. Su precio de salida es de 300.000 euros (392.000 dólares).

Quien no disponga de tanto dinero puede esperar al nuevo Mercedes Clase S. “Tras la reciente versión sedán, la siguiente es la coupé”, dijo el jefe de diseño de la firma alemana, Gordon Wagener. El actual CL parece más robusto y para señores más mayores. “El nuevo modelo será mucho más dinámico”, dijo Wagener. El precio del nuevo coupé Clase S podría estar un poco por debajo de los 100.000 euros, un tercio del Wraith.

Otras firmas premium dan mucha importancia al coupé: BMW acaricia la idea de un Serie 7 coupé que rescate el espíritu de la Serie 8 de 1999. La firma bávara ya avanzó cómo podría ser con el estudio Gran Lusso. “Pero aún no hay un plan de modelo”, rebajó las expectativas el portavoz de la firma Ralph Huber.

A pesar de todo, los fans de los coupés de BMW tendrán algo con lo que contentarse: la nueva Serie 4. Así se llamará en el futuro la variante de dos puertas de la Serie 3, que llegará al mercado en octubre a partir de 35.750 euros, un poco más que la versión sedán.

Aunque la Serie 4 contará con motores de 184 a 313 caballos, alcanzar la velocidad de 250 km/h no será un problema.

Al ideal de coupé deportivo se acerca más, sin embargo, el Jaguar F-Type cerrado, que podría ser presentado ya en septiembre en el Salón del Automóvil de Fráncfort.

El profesor Lutz Fügener da dos motivos para explicar el atractivo del coupé. La primera es la forma con líneas fluidas que el ser humano encuentra elegante de forma automática. “Los coupés transmiten esa impresión más fuerte que otras formas porque son más planos, por lo que en el diseño se destaca más la línea horizontal”, explica Fügener.

Y el segundo motivo es un efecto psicológico. “Los coupés no son nunca la utilización óptima del espacio. La forma se impone a la función, por lo que transmiten que al volante no va una persona racional, sino una visceral que actúa por instinto y que se puede permitir esos lujos. Eso gusta a las marcas premium, que con los caros modelos consiguen un buen dinero”.

Son esas firmas las que están promoviendo precisamente que el desarrollo del coupé tome una nueva dirección: se buscan nuevos cruces y de repente puede verse un coupé de cuatro puertas.

El resultado de ese tipo de reflexiones son coches como el Mercedes CLS, precursor moderno del coupé-sedán con cuatro puertas. También el Mercedes CLA y el Audi A7 Sportback van en esa línea.

Además, se ven cada vez más coupés SUV, así como camionetas con la trasera tendida: BMW comenzó con el X6 y siguió el Range Rover Evoque.

Otras firmas tienen en perspectiva modelos que profundizan en el cruce entre SUV y coupé. El jefe de desarrollo de Mercedes, Thomas Weber, prometió hace unos meses una variante coupé de la Clase M, Volkswagen mostró ya dos estudios elegantes que derivan del Tiguan, mientras que Audi ya habla abiertamente de los modelos Q4 y Q6, que continuarán con la tendencia.

BMW ya exhibió un prototipo del X4 próximo a la producción en serie que debe prolongar a la clase media el éxito del X6. Aparte de la trasera tendida, estos modelos tienen poco que ver con un coupé tradicional.