Los CDC recomiendan la vacuna de Pfizer-BioNTech para niños de hasta 12 años

Covid-19Los Ángeles (dpa/tca) – Los niños de hasta 12 años deberían recibir la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNTech para protegerlos del COVID-19 y ayudar a acabar con la pandemia, según recomendó el miércoles un grupo de asesores de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

La recomendación significa que muchos estudiantes de secundaria y prácticamente todos los de bachillerato tendrán la oportunidad de vacunarse antes del inicio del próximo curso escolar.

La vacuna ya está disponible en Estados Unidos para todos los mayores de 16 años. Hacer que los jóvenes de 12 a 15 años sean elegibles es una oportunidad para vacunar a otros 18 millones de personas.

Hasta el momento, 118 millones de personas en Estados Unidos -o alrededor del 35% de la población- han sido vacunadas en su totalidad. Los expertos dicen que esa cifra tiene que duplicarse al menos para alcanzar la inmunidad de grupo, el punto en el que el virus empieza a extinguirse, y que cada grupo cuenta.

Aunque los jóvenes suelen experimentar casos más leves de COVID-19 que otros grupos, los expertos creen que vacunar a los adolescentes ayudará a proteger a sus familias y a la comunidad en general.

Vacunar rápidamente al mayor número de personas posible también reducirá la probabilidad de que surjan nuevas variantes.

“Cuanto mayor sea el nivel de inmunidad de la población, menor será la propagación del virus y, lo que es más importante, menos enfermedades y muertes”, dijo el Dr. Paul Spearman, director de la División de Enfermedades Infecciosas del Hospital Infantil de Cincinnati.

A medida que la vacuna esté disponible para más adolescentes, una cuestión clave será cuántos padres la permitirán. Una encuesta realizada por la Kaiser Family Foundation sugirió que, entre los padres de niños de 12 a 15 años, menos de un tercio tenía previsto vacunar a sus hijos lo antes posible.

Alrededor de una cuarta parte de los padres encuestados indicaron que querían esperar hasta que hubiera más datos disponibles, y casi otros tantos dijeron que no pensaban vacunar a sus hijos en absoluto. Los menores de 18 años que quieran vacunarse deben ir acompañados de un padre o tutor.

La recomendación de los CDC respaldó la reciente decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de autorizar la vacuna para uso de emergencia en personas de 12 a 15 años.

En un ensayo clínico reciente en el que se probó la vacuna de Pfizer-BioNTech en ese grupo de edad, 1.130 personas recibieron la vacuna y 1.129 un placebo. No se registró ningún caso de COVID-19 entre los participantes que fueron vacunados en su totalidad, en comparación con los 18 casos entre los que recibieron las inyecciones del placebo.

Los adolescentes informaron de muchos de los mismos efectos secundarios que los adultos, como dolor en el brazo, dolores y escalofríos, especialmente después de la segunda dosis. Basándose en los datos clínicos, el panel de los CDC dijo que los adolescentes deberían recibir las dos dosis completas con tres semanas de diferencia.

Es poco probable que los niños enfermen gravemente o mueran a causa de una infección por coronavirus. De las 582.000 muertes en EE.UU., 350 han sido personas de entre 5 y 17 años.

Los adolescentes infectados, incluso los que no presentan síntomas, pueden transmitir el virus. Algunos adolescentes que salen con sus amigos pueden llevar máscaras, permanecer al aire libre y practicar el distanciamiento social, pero muchos no lo harán. Los CDC han informado de que los adolescentes tienen el doble de probabilidades que los niños más pequeños de dar positivo en las pruebas del coronavirus.

La demanda de vacunas contra el COVID-19 ha empezado a descender en todo Estados Unidos, lo que hace temer que el país nunca alcance la inmunidad de grupo.

“Uno de los retos comunes a la hora de comunicar la necesidad de la vacunación es que muchos se han identificado, con razón, como de bajo riesgo para las complicaciones del COVID-19”, dijo el Dr. C Buddy Creech, director del Programa de Investigación de Vacunas de Vanderbilt. “Esto es cierto: los adolescentes, en general, son capaces de superar la COVID-19 sin grandes dificultades”.

Aun así, dijo, “hay veces que nos enfrentamos a algo que sólo podemos resolver juntos”. La pandemia es un buen ejemplo de ello. Nos vacunamos para protegernos y para protegernos unos a otros”.

El despliegue de la vacuna de Pfizer-BioNTech ya se ha ampliado a los niños mayores de 12 años en Canadá. Las empresas están buscando la autorización para los adolescentes también en la Unión Europea.

Tanto Pfizer-BioNTech como Moderna han empezado a probar las vacunas en niños de tan sólo 6 meses para determinar la dosis adecuada para los distintos grupos de edad. Pfizer espera comunicar los primeros resultados a finales de 2021.

En Gran Bretaña, la vacuna de AstraZeneca se está estudiando en niños de tan solo 6 años, y en China, Sinovac ha dicho que su vacuna es segura para niños de tan solo 3 años.

Emily Baumgaertner, Los Angeles Times