Las ventajas y beneficios de incluir nueces en la dieta diaria

Conseguir un bienestar tanto físico como mental que se mantenga en el día a día es el gran objetivo de aquellas personas que desean cuidarse. Adquirir aquellas costumbres y rutinas que permitan desarrollar una vida sana sobre fuertes cimientos son la clave para conseguirlo. Entre estos hábitos, es fundamental prestar atención a la alimentación, un factor que, junto al ejercicio diario, es el más importante y el que más hay que cuidar puesto que de nuestra nutrición dependerán en gran medida los resultados que podamos conseguir.

Precisamente, para lograr una alimentación completa y saludable es necesario reflexionar sobre qué alimentos incluimos en las comidas diarias. La regla de oro es apostar por productos de origen natural y alejarse de los ultraprocesados y de todo aquello que contenga un exceso de azúcar entre sus ingredientes. Dentro del grupo de alimentos recomendables, se encuentran los frutos secos, ricos por sus nutrientes, y entre ellos, todos los tipos de nueces: nuez de la India, nuez de macadamia, nuez pecán, la nuez de castilla, de california y un largo etcétera.

Pero, ¿por qué la nuez? ¿qué beneficios tiene este fruto seco para la salud diaria y por qué es recomendable incluirlo en nuestra dieta habitual? La realidad es que las ventajas que aportan las nueces a nuestro organismo pueden destacarse desde diferentes puntos de vista. Son importantes para una mejor digestión, aumentan la capacidad neuronal de nuestro cerebro, son un refuerzo para las defensas y aportan energía a deportistas.

Factores clave para incluir la nuez en la alimentación diaria

Hablar de frutos secos y, en concreto, de las nueces, es hablar de uno de los alimentos más completos que existen y que se pueden encontrar con mayor facilidad en cualquier establecimiento. Además, es posible beneficiarse de todas sus propiedades ingiriendo una pequeña cantidad diaria: con tan solo 30 gramos al día es suficiente para que el organismo absorba sus nutrientes y potencie sus capacidades.

La nuez, un alimento ideal para deportistas

Hoy día, los deportistas son uno de los colectivos más preocupados por su alimentación diaria. Para conseguir un rendimiento óptimo, necesitan ingerir alimentos saludables y componer una dieta sana y equilibrada, y es aquí donde las nueces juegan un gran papel. ¿Por qué? Porque aportan un importante valor energético al organismo debido a su alto contenido en Omega 3. Además, son un alimento ideal para tomar, sobre todo, tras una sesión deportiva. Esto es debido a que son beneficiosas para una buena recuperación muscular tras el cansancio.

Prevención de enfermedades cardiovasculares

Otra propiedad destacable de las nueces es que sus nutrientes contribuyen de forma considerable en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Preservar la salud del corazón es clave para disfrutar de una vida plena, y los frutos secos en general, y la nuez en particular, son un alimento que puede marcar la diferencia en este aspecto como arma aliada para prevenir cualquier tipo de patología en este sentido.

Reducción del colesterol e impulso neuronal

Siguiendo con la lista de beneficios de las nueces para el organismo, es recomendable detenerse para hacer referencia a dos importantes propiedades. Por un lado, la ingesta de nueces en la dieta diaria se traducirá en una reducción del colesterol debido a su origen vegetal; y por otro, las propiedades de las nueces suponen un fuerte impulso a la capacidad neuronal del organismo, por lo que, en resumidas cuentas, se podrían decir que ayudan a mejorar el cerebro y prevenir su envejecimiento.

Una digestión más fluida y llevadera

Como fruto seco, las nueces pueden presumir de un alto contenido en fibra. La presencia de este nutriente saludable se traduce, directamente, en un beneficio muy claro: una mejora del tracto intestinal y, por tanto, de la digestión. Incluir nueces o cualquier fruto seco en la alimentación será una forma perfecta de evitar el estreñimiento, además se saciar más el apetito y reducir así la ansiedad por la comida.

Fortalecen el sistema inmunológico y mejoran el sueño

Por último, y tal vez su cualidad más importante, es reseñable detallar que las nueces contiene nutrientes que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Se trata de una propiedad importante dado que nuestras defensas trabajan día a día para proteger el cuerpo ante posibles enfermedades. Además, cabe añadir también que las nueces, gracias a la presencia de la vitamina B6, son perfectas para conciliar mejor el sueño, y un buen descanso es el aliado perfecto de todas las funciones del organismo.

En definitiva, ingerir nueces  a diario y en cantidades moderadas puede suponer un antes y un después en nuestra alimentación y, por tanto, en nuestro bienestar. Los frutos secos naturales contienen una gran cantidad de propiedades que aportan beneficios en el día a día de las personas y en su bienestar general.