Las universidades públicas colombianas entran en huelga

Bogotá, 11 oct (dpa) – Las 32 universidades públicas de Colombia entraron hoy en un cese de actividades para exigir al Gobierno más recursos para la educación, después de que el miércoles más de 450.000 estudiantes se volcaran a las calles en las principales ciudades del país.

El paro nacional comprende además la toma de las sedes de las instituciones educativas, así como algunas plazas públicas, entre ellas la Plaza de Bolívar en el centro de Bogotá, justo en frente de la Casa de Nariño (palacio de Gobierno).

La molestia del sector educativo tiene que ver con un déficit acumulado en los últimos años para la educación pública. Según el Sistema Universitario Estatal (SUE), que nuclea a las 32 universidades de ese sector, el déficit asciende a 3,2 billones de pesos colombianos (un poco más de 1.000 millones de dólares) en funcionamiento y a 15 billones (4.900 millones de dólares) en infraestructura.

Según explicó al Canal Uno Diego Sánchez, representante de los universitarios, “la idea es que en el marco de estos días, las demás universidades se vayan sumando. No va a ser solamente el ejercicio de paro, sino también una agenda muy exigente del movimiento estudiantil”.

La huelga nacional estudiantil se extenderá hasta el 21 de octubre, cuando se decidirá si la protesta termina ese día o la mantienen de forma indefinida.

Los docentes atribuyen el déficit a la priorización de recursos para otros sectores, que tiene desfinanciadas a las universidades, y aunque ayer el Ministerio de Hacienda anunció una reasignación de 500.000 millones de pesos (160 millones de dólares) para el presupuesto de educación en 2019, dicen que no es suficiente.

Aunque el presupuesto para el sector educación es uno de los más gruesos para 2019, con 41,7 billones de pesos (unos 13.300 millones dólares) luego de esta reasignación -únicamente superado por el rubro de defensa-, solo un 10 por ciento de ese valor va al financiamiento de la universidad pública.

Los estudiantes pidieron el mes pasado al Gobierno un incremento del presupuesto para el sector de al menos 4,5 billones de pesos (1.400 millones de dólares) para paliar la situación.

Para Leonardo Fabio Martínez, rector de la Universidad Pedagógica, “cada vez crece el porcentaje de profesores ocasionales y disminuyen los docentes de planta (contratados directamente y con derecho a jubilación), y eso es muy complicado porque no podemos seguir fortaleciendo la investigación y la docencia de calidad”.

Por estos motivos, los profesores anunciaron que de no anunciarse una solución para contrarrestar el déficit antes del próximo martes, iniciarán una huelga de hambre.

Ante las multitudinarias marchas, el presidente Iván Duque se pronunció ayer indicando que entiende los reclamos de los estudiantes, pero que el Gobierno tiene “dificultades para satisfacer todos los anhelos”.

“El Gobierno ha hecho una tarea para que el presupuesto de inversión en educación sea cada vez más abultado. Pero faltan recursos”, dijo Duque.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies