Las oposiciones más difíciles

El principal sueño español cuando hablamos de un puesto de trabajo es el de la administración pública, es decir, acceder al funcionariado, y es que las ventajas que vienen aparejadas a cualquier cargo público bien merecen la pena.

Los beneficios de trabajar para el estado incluyen la estabilidad de un empleo seguro, donde cada mes vas a recibir tu paga y dos meses al año se le suma la extra, unas vacaciones que consisten en un mes, los días de Navidad, días de Semana Santa y los llamados 6 moscosos o de asuntos propios, un horario fijo (sin extras obligadas), unos derechos sin comparación (jubilación, cotización, igualdad salarial, flexibilidad en el vestir…), y no hay tanto control por parte de los superiores ni competitividad entre iguales, como podemos encontrar en el sector privado, por lo que el estrés apenas existe.

Pero, para acceder a este tipo de puesto, debemos elegir qué queremos hacer en primer lugar y después superar la prueba de oposición que se establezca. En este sentido, te vamos a describir las 5 oposiciones más difíciles de aprobar. Una vez que, a pesar de las dificultades, hayas decidido con cuál te sientes más identificado o para la que crees que estás más capacitado, tienes El calendario de oposiciones 2019 para saber el tiempo de estudios y preparación que te queda antes del examen.

Descubre la fecha de tu oposición con la web especializada lasoposiciones.net. De esta forma, podrás programarte con antelación y estar completamente preparado cuando la fecha se acerque, la web lasoposiciones.net te informa de las fechas y plazos de las oposiciones en todos los sectores; educación, sanidad, justicia, administración…, no te despistes y asegúrate la fecha de tu examen, que no se te pase.

Las cinco oposiciones más complicadas

A continuación, te relacionamos las cinco oposiciones más difíciles de aprobar, para que las descartes o para que finalmente te decidas por ellas, si eres buen estudiante, te gusta alguna de ellas o quieres menos competencia. Y es que hay que valorar que podemos llevarnos 6 o 7 años estudiando para acceder a una oferta de 50 plazas cada dos años, por lo que la competencia es realmente feroz, pero una vez aprobada, bien habrán merecido la pena los años de sacrificio y nervios.

Las 200 lecciones del temario al que se enfrenta el que quiere ser un inspector de trabajo representan en sí mismo un hueso duro de roer, pero si lo comparamos con la oferta anual para este empleo y el número de candidatos, podemos afirmar que en su conjunto es una prueba difícil de superar.

La de Inspector de Hacienda es una de las oposiciones con mayor demanda y menor oferta, al ser una salida muy valorada y deseada para aquellos que han realizado estudios universitarios de finanzas y económicas. A esto le añadimos un más que extenso temario y su aplicación de casos prácticos.

Llegar a ser Notario también es toda una hazaña, hay que aprenderse un total de 373 lecciones y reducirlas en una sola hora de examen, hay que memorizar el código civil y sus actualizaciones constantes, una oposición que destaca por su bajo número de aprobados.

Alcanzando el puesto de cabeza, nos encontramos con el Abogado de Estado, baste decir que son muy pocos los que consiguen este puesto con menos de 30 años, la media de estudios para presentarse con posibilidades se encuentra en 7 años de preparación y dedicación exclusiva.

Y en el puesto de honor, el Registrador de la Propiedad, considerada la más difícil de aprobar, con una media de estudios entre 6 y 10 años, su dificultad no solo radica en los más de 300 temas, sino en la poca oferta y la demanda tan elevada existente, y es que es un puesto que tiene un muy elevado sueldo, lo que lo hace especialmente atractivo.

En cualquier caso, sea la materia de oposición que elijas, la página web de Lasoposiciones.net te ofrece el soporte necesario. Gracias a lasoposiciones.net puedes prepararte a fondo, y es que en Lasoposiciones.net encuentras todos los trucos para prepararte y la información más detallada para acertar con la elección de la oposición más acertada para tu formación, los requisitos necesarios para opositar, las partes que tienen, consejos y técnicas de estudio o una relación de las academias más preparadas para una mejor formación.

Por otra parte, esta misma página ofrece en otra de sus secciones un buen número de secretos, trucos y claves que te serán de gran utilidad. Haz clic en el siguiente enlace, así puedes superar una oposición. Claves como la motivación, la previsión, la regularidad, técnicas de estudio, el control del estrés… todo esto y más para asegurarte el puesto en la administración pública que deseas.

Qué tener en cuenta para elegir una oposición

Ante todas las oposiciones a las que podemos acceder, debemos considerar algunos conceptos previos para elegir la más conveniente a nuestra situación concreta. Si ya hemos rechazado las más difíciles, pero todavía no tenemos claro por cual decantarnos definitivamente, deberíamos comenzar realizando un análisis exhaustivo de nuestro perfil. Deberemos analizar nuestro potencial para definir la mejor de las profesiones que ofrece el estado que encaje con nuestra forma de ser y preparación.

Así que buscaremos aquella oposición que esté relacionada con la preparación y formación académica que poseemos, pero también para la que estemos más capacitados para desarrollar de forma natural una vez alcanzado el puesto de trabajo, es decir, que además te haga feliz.

Una vez elegida, estudia el tipo de oposición qué es y cuál es tanto su proceso como los requisitos de selección. Si no los cumples, plantéate cuánto tiempo te llevará alcanzarlos. Piensa en el coste económico y de tiempo que te va a llevar disponer de las herramientas y los conocimientos necesarios, si es alcanzable y puedes superar con garantías de éxito todo el proceso.

Infórmate bien de los datos de la oposición (número de plazas por aspirante, destinos, retribución económica…), consulta la periodicidad, si hay convocatorias de oposiciones semejantes a las que puedas acceder, que sea compatible con la situación personal (economía, otros trabajos, conciliación familiar…), plantéate la oposición a más largo plazo, con proyección profesional, si existe posibilidad de realizar con posterioridad otra oposición que amplíe las posibilidades de mejora, es decir, promocionar en tu carrera profesional.

Más noticias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies