Connect with us

Sucesos

Las lluvias se cobran numerosas vidas en Pakistán

Publicado

el

(DPA/EP) – Al menos 68 personas han muerto, en las peores lluvias torrenciales registradas en casi 90 años en el norte y en el sur del país, en especial en la gran metrópolis de Karachi, la ciudad más grande de Pakistán, donde millones de personas están atrapadas dentro de sus hogares por los torrentes de agua que están desembocando en sus barriadas, en la zona más baja de la urbe.

Solo en Karachi han muerto 45 personas a causa de las inundaciones. Los alrededor de 20 millones de habitantes de la gran ciudad apenas han tenido tiempo de prepararse para resguardarse de las lluvias que comenzaron a sacudir este martes la ciudad.

Solo ese día fallecieron 23 personas, según el jefe de la red de ambulancias de caridad Fundación Edhi, Faisal Edhi. La cifra actual de muertos ha sido proporcionada por el jefe de Policía de la ciudad, Ghulam Nabi Memon.

Edhi, por su parte, teme que la cifra de fallecidos aumente significativamente debido a que los servicios de rescate todavía no han conseguido llegar a los barrios más pobres e inaccesibles de la ciudad, donde tanto el bajo nivel de la zona como su caótico sistema de alcantarillado han provocado que dos millones de personas hayan quedado atrapadas.

De momento, el Ejército ha llamado a grupos de rescatistas especializados de la Marina de Pakistán para llegar a los afectados, según el ministro jefe del estado de Sindh, del que Karachi es capital, Murad Alí Shah.

A este balance hay que añadir que al menos 16 personas han fallecido por inundaciones en las regiones del noroeste del país, según el responsable de rescate Bilal Faizi.

Según el jefe de los servicios de Meteorología del estado, Sardaz Sarfraz, éstas son sin ninguna duda las lluvias más fuertes registradas desde 1931, y se espera que se desplacen durante los dos próximos días al sur y al suroeste del país, con la destrucción consiguiente.

El experto en cambio climático Alí Tauquir Sheij achaca buena parte de esta crisis a los “eventos climáticos extremos” que han asolado al estado en tiempos recientes. En un artículo para el diario ‘Dawn’, advierte de un aumento de las temperaturas medias y del nivel del mar, “mientras afloran la contaminación, el anegamiento y la salinidad; y migración interna que se suma a la expansión urbana descontrolada en áreas propensas a inundaciones”.

“Karachi”, ha denunciado en este sentido, “es un estudio de caso clásico del daño causado por la falta de inversión en infraestructura municipal resistente al clima, que no tiene más opción que atraer fondos para desarrollar un urbanismo climáticamente inteligente”.

Advertisement

LO MÁS VISTO !!