Las autoridades colombianas evitan un atentado contra “Timochenko”

Foto: FARC / Europa Press

(Europa Press) – El líder del partido de las FARC (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común), Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, ha hablado este martes por primera vez después de que el Ejército y la Policía de Colombia frustraran un atentado contra él y ha lamentado que sus antiguos aliados hayan “envenenado a unos muchachos” para acabar con su vida.

“Estoy aquí hablándoles gracias a la Policía Nacional y al apoyo del Ejército de Colombia”, ha contado ‘Timochenko’ en una entrevista al periódico local ‘La Crónica del Quindío’.

Londoño ha confirmado que fue el propio Gobierno quien le hizo saber que desde noviembre existía un plan para atentar contra él.

El que fuera comandante en jefe de las FARC hasta 2017 estaba pasando unos días de descanso en una finca ubicada entre Alcalá, Valle del Cauca, y Filandia, Quindío, cuando las autoridades colombianas desplegaron un grupo de operaciones especiales de la Policía para reforzar la seguridad en la zona.

El pasado sábado fueron detectados a un kilómetro de la finca dos hombres que encajaban con la descripción que las autoridades disponían de los sospechosos. Al darles el alto, estas dos personas ignoraron la orden y se enfrentaron a la Policía, que acabó abatiéndoles.

“Son dos muchachos que venían convencidos de que iban a matar a un traidor”, ha explicado ‘Timochenko’, refiriéndose a quienes son conocidos como ‘Conejo’ y ‘Guamby’, integrantes ambos de la sección guerrillera de Hernán Darío Velásquez, ‘El Paisa’, excomandante de la Columna Teófilo Forero de las FARC.

“Esto duele”, ha asegurado ‘Timochenko’, a quien le produce “pesar” cómo unos “señores que en algún momento” estuvieron junto a él, compartiendo “situaciones difíciles” y de “alegría”, “envenenan” a unos muchachos para que acaben con su vida.

“No entiendo por qué han tomado esa decisión”, ha dicho ‘Timochenko’, ya que “le está sirviendo en bandeja de plata a la ultraderecha” una excusa “para tratar de frenar la gran movilización que está sucediendo en Colombia”.