La primavera traerá inestabilidad y precipitaciones con valores habituales

nubosoOviedo, 20 mar (EFE).- La primavera, que comienza hoy a las 18.00 horas, tendrá una atmósfera inestable y pese al buen tiempo de las últimas fechas vendrá con precipitaciones, siempre dentro de los valores normales, según ha informado hoy el delegado en Asturias de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Manuel Antonio Mora García.

Mora ha asegurado en rueda de prensa que la estación comenzará con diez días en los que destacará una bajada de las temperaturas de unos seis grados, así como la presencia de precipitaciones y cotas de nieve que pueden bajar a los 600 metros.

Para realizar la predicción, el responsable de la Aemet citó a Leopoldo Alas Clarín en “La Regenta” para señalar que “la primavera anticipada, frecuente en Vetusta, era una burla de la naturaleza; después volvía el invierno, con fríos, escarchas y lluvia”.

En cuanto al tiempo esperado para la Semana Santa (del 13 al 21 de abril), Mora García ha recordado la dificultad de realizar una predicción a tan largo plazo, si bien ha considerado que se registrarán “los valores normales de otros años”.

Mora García ha hecho también un balance del pasado invierno, que ha calificado de “reseñable”, ya que desde 1957 no se registraba en Asturias una frecuencia “tan continuada” de alertas de nivel rojo.

Durante este invierno se activaron en Asturias ocho alertas rojas, seis de ellas por fenómenos costeros y las otras dos por viento.

García Mora ha explicado que la frecuencia de estos avisos, por unos fenómenos que suponen “un riesgo para la población”, ha sido un fenómeno “singular y excepcional” ocasionado por las ciclogénesis atlánticas.

El responsable de la Aemet ha destacado también que el invierno ha sido cálido, con una temperatura máxima de 24,6 grados registrada el 14 de febrero, especialmente en los meses de enero y febrero, debido al predominio de los vientos de oeste, que a diferencia de los del norte no traen aire ártico.

Así, el invierno ha sido más cálido de lo normal (en torno a un grado más) tanto en Oviedo como en Gijón, y en ningún lugar de la región se han experimentado jornadas especialmente frías.