Connect with us

Sucesos

La Policía Nacional apunta a un posible sabotaje como causa de las últimas goteras en el HUCA

Publicado

el

policiaLa Policía Nacional ha iniciado una investigación derivada de las goteras registradas este fin de semana en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ante una denuncia de la empresa encargada del mantenimiento, en la que apuntaban a un posible sabotaje como causa del incidente ocurrido este sábado.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de la Policía Nacional, la empresa presentó una denuncia, alegando que la válvula de las tuberías de la calefacción cercana al almacén de los quirófanos estaba abierta, cuando debería estar cerrada.

De hecho, la empresa aseguró que “media hora antes” del incidente, la válvula estaba cerrada y después del reventón de la tubería estaba abierta, lo que podría responder, a su juicio, a un sabotaje.

Es diferente la postura que han adoptado desde el Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa), quienes afirman que la denuncia de la empresa responde a una “huída hacia adelante” de la Consejería de Sanidad y la propia Gispasa (empresa de mantenimiento que también realizó las obras), con la que intentan “echar balones fuera” por las deficiencias en la construcción del nuevo hospital.

El secretario general del sindicato médico, Antonio Matador, ha apuntado a esta posibilidad y ha rechazado la posibilidad de un boicot en el HUCA. “Hay un defecto importante de construcción pero el Gobierno quiere desviar la atención hacia otra dirección”, ha señalado.

Así, Matador ha descartado la opción de un boicot. “Me parece una barbaridad que se planteen estas hipótesis”, ha declarado. Asimismo ha subrayado que es “una barbaridad” que con el sobrecoste de la construcción del complejo hospitalario “haya fallos de este calibre”.

Sobre la apertura de la válvula que supuestamente provocó la rotura de las tuberías –de pvc– al no resistir éstas las altas temperaturas de la calefacción, Matador ha señalado que son unas válvulas que se abren y cierran automáticamente. “Si no pueden soportar temperaturas que superan los 130 grados en unos conductos de ventilación, mientras que el agua sí puede alcanzar esas temperaturas, mal vamos”, ha aseverado.

Advertisement

Es Noticia

LO MÁS VISTO !!