La importancia del inglés en el CV

Hoy en día el inglés es uno de los idiomas más importantes a la hora de conseguir empleo. Con una estimación de 400 millones de hablantes nativos, y un total de hablantes en todo el mundo de 1.200 millones, las oportunidades laborales pueden expandirse drásticamente si se anexa al CV una competencia lingüística del inglés. Considerando que el currículum es la carta de presentación que abre las puertas a un nuevo empleo, en los siguientes segmentos se describirá el impacto que genera este idioma en encontrar un mejor puesto de trabajo.

Cómo el inglés puede ayudar a obtener un mejor empleo

El mercado laboral actual está repleto de miles y miles de profesionales cualificados en búsqueda de un nuevo puesto de trabajo. En vista de esto, aquellos pequeños detalles que hacen sobresalir el perfil frente a los demás pueden hacer la diferencia entre salir de la entrevista de trabajo con el visto bueno, o con la resignación de seguir buscando.

Por ello, tener un Curriculum vitae siempre actualizado que refleje los idiomas que se hablan debe ser la meta principal. Para empezar a buscar empleo necesitas un CV que logre llamar la atención de quien desea contratarte. Las siguientes consideraciones ejemplifican el valor de anexar este idioma al currículum vitae:

-Se estima que solo el 22% de la población española domina fluidamente el inglés como segunda lengua. En contraste, cerca del 50% lo desconoce casi completamente. Como se puede observar, hablar inglés puede hacer revalorizar el perfil del currículum.

-El inglés es la lengua oficial de 45 países en todo el mundo. Si se está buscando trabajo en una multinacional, esto puede dar paso a conseguir empleo en el extranjero.

-Según aproximaciones se estima que 2 de cada 3 páginas en Internet está escrita en inglés. De forma general, el 72% de los contenidos de las páginas web están en este idioma. Estos datos reflejan la importancia de hablar esta lengua para todas las nuevas oportunidades laborales que han surgido gracias a Internet.

En este punto se pueden optar por dos opciones: la primera es escribir en un apartado especial el nivel de inglés que se maneja, y la segunda, según sea el caso, redactar el CV en ese idioma. Esto último debe hacerse porque así se demuestra explícitamente que se cuenta con un dominio aceptable de esta lengua (y no se coloca en la hoja solo por rellenar espacio) y así te sitúas en un rango de valor si quieres encontrar trabajo. Por esto último, es importante redactar el cv en inglés.

Cómo poner en nivel de inglés en el CV

En una situación cotidiana, colocar el nivel de inglés en el CV será más que suficiente (esto podrá ser corroborado más tarde con una entrevista personal). Pese a ello, si se desea redactar un currículum en este idioma existe una serie de consideraciones que se deben tener en cuenta para evitar caer en errores comunes.

Para descubrir cuáles son los errores más frecuentes solo tienes que meditar un segundo que nunca hay que traducir literalmente el contenido de un currículum. No hay descontextualizar el público al cual se dirige y nunca utilizar el mismo formato del currículum en español. Para evitar los errores habituales que cometemos al redactar nuestro CV solo haz click aquí y encontrarás una completa lista de estos.

Para todos aquellos que se pregunta cómo colocar el nivel de inglés en el CV,  y que está estrechamente relacionado con lo mencionado de no descontextualizar el receptor del mismo, primero hay que tener el cuenta el MCER (Marco Común Europeo de Referencia) en caso de que se aspire un puesto en el continente. A saber, se debe considerar los niveles que se estipulan para todos los países de la unión y que consisten en los siguientes:

-Nivel A: bajo el cual se agrupan los usuarios básicos en competencias lingüísticas de este idioma y se divide en dos grupos: el A1 (acceso) y el A2 (plataforma).

-Nivel B: en el cual se clasifican los usuarios independientes y, al igual que el caso anterior, cuenta con dos vertientes: el B1 (intermedio) y B2 (intermedio alto).

-Nivel C: es el último escalón y forman parte de él todos los hablantes competentes. Se clasifica en C1 (dominio operativo eficaz) y C2 (Maestría).

En caso de que se esté optando por un puesto de trabajo en el extranjero, lo ideal es investigar los tipos de niveles que se tienen en cuenta para esos territorios. Si persisten dudas al respecto, siempre se puede apelar a la clasificación estándar: bajo, medio y alto.

Como se ha observado, el entorno laboral actual exige nuevas competencias comunicativas para poder desarrollarse plenamente en el ejercicio de las funciones. Como último dato, y para todos aquellos que aspiran llegar a puestos corporativos importantes, el 85% los puestos vacantes medios y altos de una compañía lo obtienen personas que hablan dos o tres idiomas con fluidez.