La Comisión Europea evalúa los sistemas judiciales de los Estados miembros de la UE

La Comisión Europea anunció este viernes mediante un comunicado de prensa que ha publicado hoy el cuadro de indicadores de la justicia en la UE de 2019, que ofrece un análisis comparativo de la calidad, la independencia y la eficiencia de los sistemas judiciales de los Estados miembros de la UE.

El comunicado completo expone la siguiente información:

“Los resultados son desiguales e indican mejoras relativas con respecto a la eficiencia de los sistemas judiciales y la calidad de la justicia. Al mismo tiempo, el cuadro de Indicadores muestra que los retos son cada vez mayores en cuanto a la percepción de la independencia judicial.

Vĕra Jourová, comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género de la UE, ha declarado: «El cuadro de indicadores de la justicia en la UE de 2019 llega en un momento en que las dificultades para el Estado de Derecho están aumentando en algunas partes de Europa. Me complace observar que muchos países siguen mejorando su poder judicial. Por desgracia, otros están invirtiendo las tendencias positivas. Todavía hay demasiados ciudadanos de la UE que no perciben sus sistemas de justicia como independientes y que esperan demasiado tiempo que se haga justicia».

La séptima edición del cuadro de indicadores de la justicia en la UE sigue desarrollando los diferentes indicadores y se centra más aún en la independencia judicial como un elemento clave para defender el Estado de Derecho en los Estados miembros.

Entre las novedades del cuadro de indicadores de la justicia en la UE de 2019 se cuenta una visión general de los regímenes disciplinarios relativos a los jueces en los sistemas judiciales nacionales y de las salvaguardias existentes para evitar el control político de las resoluciones judiciales. El cuadro de indicadores también presenta la gestión de las competencias sobre las fiscalías en los sistemas judiciales nacionales, tales como el nombramiento y la destitución de los fiscales, que son indicadores clave sobre la independencia de una fiscalía.

Las principales conclusiones del cuadro de 2019 son las siguientes:

  • Algunas tendencias positivas en materia de eficiencia de los sistemas judiciales: El cuadro de indicadores indica que, a lo largo del período de ocho años comprendido entre 2010-2017, se observa una evolución positiva en casi todos los Estados miembros que, según el Semestre Europeo, se enfrentaban a dificultades concretas. Desde 2010, en casi todos esos Estados miembros, la duración de los procedimientos judiciales en primera instancia ha disminuido o, al menos, se ha mantenido estable. Además, los procedimientos de primera instancia en asuntos de blanqueo de capitales duran una media de hasta un año. Sin embargo, en algunos Estados miembros con dificultades en este ámbito, los procedimientos pueden durar todavía dos o más años.
  • Aumentan los retos por lo que se refiere a la percepción de la independencia judicial: Según una encuesta del Eurobarómetro publicada hoy, en dos tercios de los Estados miembros, la percepción de la independencia del poder judicial ha mejorado con respecto a 2016. Sin embargo, en comparación con el año pasado, la percepción por la población de la independencia se ha reducido en aproximadamente tres quintas partes de los Estados miembros [1]. La posible injerencia o presión política es la razón principal de la supuesta falta de independencia de los jueces y tribunales. En cuanto a las fiscalías nacionales, el cuadro de indicadores indica que, en algunos Estados miembros, se tienden a concentrar en manos de una única autoridad las competencias de gestión, tales como la evaluación, la promoción y el traslado de fiscales.
  • Calidad de la justicia: En general, el gasto público total en los órganos jurisdiccionales se mantuvo estable en toda la UE en 2017. Para mejorar la calidad de las sentencias (basándose en los datos de las redes judiciales europeas), la mayoría de los órganos jurisdiccionales imparten formación específica a los jueces sobre la estructura y el estilo de razonamiento y de redacción de las sentencias. En algunos Estados miembros, los usuarios de los órganos jurisdiccionales pueden solicitar que se clarifiquen las resoluciones judiciales. Con respecto a años anteriores, ha mejorado el acceso en línea a las resoluciones judiciales, especialmente en lo que se refiere a la publicación de sentencias de la instancia superior: 19 Estados miembros publican actualmente todas las sentencias civiles/ mercantiles y administrativas”, concluye el comunicado de prensa de la Comisión Europea.