La AUGC denuncia devoluciones en caliente de inmigrantes en Melilla y pide seguridad jurídica

6580448wMelilla, 22 ago (EFE).- La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha denunciado hoy que en Melilla se llevan a cabo “devoluciones inmediatas” de inmigrantes por la valla fronteriza y ha pedido seguridad jurídica para los agentes, ya que dicho procedimiento no está reflejado en la legislación.

En una nota de prensa, la AUGC ha denunciado una disparidad de criterios de actuación en Ceuta y Melilla, ya que si bien ambas ciudades autónomas tienen “las mismas peculiaridades en control de la inmigración”, la actuación es “totalmente opuesta” en Ceuta, ya que allí el inmigrante es previamente identificado en dependencias policiales.

Según la AUGC, cuando los guardias civiles de Ceuta tienen “contacto directo” con el inmigrante, éste es conducido “inmediatamente” a la comisaría de Policía Nacional, que tiene las competencias en materia de Extranjería, para iniciar el correspondiente trámite de readmisión o repatriación, y después es acogido en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Recuerda la asociación que así está reflejado tanto en el acuerdo bilateral entre España y Marruecos firmado en el año 1992, que fue ratificado recientemente, como en la Ley de Extranjería.

Tras la alerta por el virus del Ébola, dicho procedimiento se ha ampliado en Ceuta, donde los inmigrantes, antes de ser trasladados a dependencias policiales, son previamente conducidos a una sala habilitada en el puerto para pasar un examen médico.

La AUGC denuncia que en Melilla las “indicaciones” que recibían los guardias civiles antes de la muerte de 15 inmigrantes ahogados en Ceuta, eran proceder a la “devolución inmediata sin más trámite” del inmigrante “aunque hubiera sorteado las dos vallas”.

Tras la tragedia de Ceuta, variaron las directrices y ahora “solo se devuelve inmediatamente a los interceptados en el vallado fronterizo”, según la asociación de guardias civiles.

La AUGC ha insistido en su petición de un protocolo de actuación para tener seguridad jurídica y que éste se les facilite por escrito para que los guardias civiles puedan defenderse en el caso de que sean requeridos por un juzgado.

Esta asociación cree que este protocolo de actuación sería la manera en que la Delegación del Gobierno podría materializar el “apoyo incondicional” que les ha transmitido esta semana en varias ocasiones tras la difusión de dos vídeos de ONG sobre presuntas agresiones a inmigrantes en la valla por parte de agentes uniformados.

Sobre este asunto, la AUGC ha manifestado que esas acciones “son un tanto desmesuradas, pero no son la práctica habitual ante los asaltos que se producen a la valla”, al tiempo que ha tachado de poco ético que se analicen esas imágenes “de escasos segundos cuando el salto duró cerca de 16 horas”.

Aunque ha reconocido que “no es la forma más correcta de tratar a personas que huyen del hambre”, AUGC ha pedido que las imágenes de ONG muestren también los minutos previos a los saltos, cuando los inmigrantes agreden a los guardias civiles con piedras, palos y otros “artilugios” para sortear la malla antitrepa.